Welsungsraum

"Hazte fuerte en los viejos sueños para que nuestro mundo no pierda la esperanza". Ezra Pound "Ich lehre euch den Übermenschen. Der Mensch ist Etwas, das überwunden werden soll. Was habt ihr getan, ihn zu überwinden?". Nietzsche

viernes, abril 28, 2006

La realidad, desde nuestra alma 5


II. La realidad que no vemos


II.1.- El Anima:

El Anima es aquella parte de la psiquis humana que puede guiar al hombre hacia su centro virtual, el Selbst. Ella puede mostrar el camino que lleva desde las profundidades (el infierno de Dante) del inconsciente, hasta las más altas cumbres concebibles, es una función de la psiquis que puede enseñar el lado femenino al Ego, puede dulcificar el camino, puede mostrarle al hombre "la cara oculta de la Luna". En las mitologías , religiones, cuentos y literatura ha estado siempre presente, es Beatriz de Dante, La Bella Durmiente, es la Shakti de Shiva, Brunhilde para Siegfried, la Amada para los caballeros y trovadores, era Lilith para Adán, es la Valkiria que nos lleva al Walhalla, etc. Ella es la consejera, guía y compañera que hay que despertar para que nos lleve hacia el Centro de nosotros mismos. Sin embargo, como toda la realidad, también puede ser fatal, engañosa y cruel pues también es una bruja, la Loreley germánica, las Sirenas de Odiseo, Kali para Shiva, She en la obra de H. Rider Haggard, la femme fatal,etc. De modo que también debe uno cuidarse de ella. ¿De dónde aparece esta figura?Es la prefiguración de lo femenino en el hombre, existe una imagen colectiva hereditaria de la mujer en el inconsciente del hombre, se alimenta luego de la imagen de la madre, la hermana y todas las mujeres que nos rodean desde la niñez, aparece tomando las riendas de la conciencia cuando el hombre se deja llevar por su creatividad, por su capacidad de creación estética, lo cual está muy bien y debe dejarse fluir pues a los hombres nos da completitud, hay que recordar que un buen guerrero suele ser también un buen poeta, en el amplio sentido de la palabra. Sin embargo, a veces la represión exagerada de estas características puede llevar a desencadenar el lado oscuro de lo femenino y por ello el Anima grotesca puede tomar las riendas y convierte a los hombres en celosos, crueles y lo que es peor, probablemente sentirá celos de la mujer exterior y la maltratará, tratando de alejarla de "su hombre", que a esta altura estará convertido en un esclavo de sus emociones desbocadas y sobre las cuales ya no tiene control. En la vida real, el inconsciente nos "habla" en símbolos a través de los sueños o las ensoñaciones en vigilia, es por ello que los sacerdotes antiguos observaban cuidadosamente sus sueños o buscaban estados especiales de conciencia en que los contenidos del inconsciente fueran capaces de aflorar sin el filtro de la conciencia, el Anima a veces parece en sueños, puede aparecer como una mujer que maneja el auto en un viaje, como una guía en el camino u otras formas. Por otro lado, en vigilia el hombre siempre anda buscando un rostro para su alma, por eso ocurren algunas veces esas fascinaciones repentinas, que pueden llevar a la cuasi locura, el Anima a veces dice "Deja todo y sígueme", el problema es que uno se puede casar con su peor lado, esa es una explicación para esos matrimonios raros que se pueden observar. El Anima es compleja (como toda mujer) y hay que aprender a tratar con ella, evitar su lado obscuro y aprender de su lado luminoso. Si todo va bien, llegará un momento en que el hombre ya no la ve afuera pues la ha integrado a su individualidad y podrá decir "yo soy tú". Entonces estará listo para tomar el "Cielo por asalto", lo cual es una batalla inmensa y nada fácil, donde es más fácil sucumbir que triunfar, pero podría ser que un día ese Hombre se siente junto a su Amada en torno a la Mesa Redonda, en el asiento número trece, el Asiento peligroso, porque habrá vencido y será uno de los Caballeros del Rey Arturo.






II.2.- El Animus

Así como todo hombre tiene una imagen prefigurada de la mujer, toda mujer tiene una imagen prefigurada del hombre. También tiene un lado luminoso: es el príncipe que la despierta, es Lohengrin que ha venido a salvarla, es Cristo para Magdalena, es Siegfried para Brunhilde, etc. Y, por supuesto puede tener un lado obscuro: es Barba Azul, El Holandés errante, es la bestia en la Bella y la Bestia, etc. Esta figura se alimenta en la niñez de la imagen del padre, de los hombres que rodean a la niña y una de las crisis más complejas que debe vivir una mujer es el momento en que el Animus debe cambiar de rostro, debe alejarse del padre para encontrar al Héroe que la pueda guiarla hacia sí misma. En La Walkirya de Wagner, hay un diálogo muy hermoso entre Brunhilde y Wotan en que puede sentirse muy bien ese drama. Ella deja de ser la vieja voluntad del Padre, para buscar su propio camino, entonces el padre debe dejarla a su destino, para que el Héroe correcto transforme a esa figura etérea de Walkirya en una Mujer de carne y hueso. Como tengo una hija, sentí muy claramente ese pasaje y debo reconocer que me emocioné profundamente "recordando el futuro".Hay una diferencia entre el Anima y el Animus, así como los hombres suelen tener tendencia a la poligamia en la vida en vigilia, la mujer posee un Animus que en general es colectivo, es decir tiene pluralidad, son muchos hombres. En sueños puede ser un grupo de amigos, compañeros de curso, etc. y en la vigilia, la mujer buscará un hombre que pueda cumplir muchos roles, amigo, amante, héroe, padre, duro y viril, al tiempo que tierno y cariñoso, etc. Por supuesto que no existen hombres reales perfectos y ese es una de las razones para los desencuentros de las parejas, tendemos a exigir de nuestra pareja que sea capaz de encarnar siempre y en todo lugar al Anima (los hombres) y al Animus (las mujeres), entonces perdida la fascinación inicial viene el desencanto progresivo.El lado luminoso del Animus hará de la mujer una persona segura, fuerte interiormente sin dejar de ser femenina y suave por fuera, estará completa, lista para iniciar la tarea superior junto a un hombre, también completo.El lado obscuro del Animus puede tomar las riendas de una mujer y entonces ella comenzará a recitar frases apodícticas: "esto se hace así", o juicios atribuidos a otras personas: "mi madre siempre dijo que…", pues el Animus (que es irracional pues es inconsciente), simula o parodia a un grupo de jueces que dicta sentencia. Las peleas entre las parejas, si se miran desde afuera, pueden ser muy divertidas porque se puede observar al hombre poseído por su Anima en una actitud de telenovela barata, sintiéndose atacado, usado, etc., peleando con la mujer, que a su vez está dominada por su Animus que se dedica a dictar juicios draconianos sobre lo que debe ser y lo que no. Ninguno se escucha pues se trata de peleas entre entidades irracionales.Por supuesto que la mujer puede hacer las paces con su Animus y transformar a la bestia en un príncipe, entonces él le mostrará el castillo y el ala "oeste" de ese castillo dejará de ser tenebrosa y podrá ser ocupada por la mujer que ahora tendrá acceso a toda su "casa" psíquica.Es importante entender cómo funciona nuestra mente pues cuando juramos lealtad a nuestros Dioses, cuando nos comprometemos, debemos estar seguros que el que lo hace somos nosotros y no estamos excitados momentáneamente por la posesión de alguna fuerza interna que luego va a desaparecer y nos va a dejar con un compromiso que nos molesta, que no sentimos como propio, lo que es correcto pues no fuimos nosotros quienes lo hicimos. Un hombre o una mujer que no sean dueños de sí mismos, no pueden prometer.Descubrimos entonces la misión de una pareja, él debe ayudarla a ella a construirse a sí misma y ella debe ayudarlo a él, cada uno se enamora de la imagen de su Anima y Animus, cada uno se casa con él mismo o también puede interpretarse que hombre y mujer se aman en el exterior, mientras que Anima y Animus se aman en el exterior, el asunto se revela como una dinámica de cuatro que forman una totalidad, una unidad de combate completa e inquebrantable. Si el tema ha resultado interesante, puedo seguir desarrollándolo en torno a otras figuras del inconsciente, su relación con los Dioses o métodos que se muestran en la Alquimia para lograr este Hieros Gamos, que logra la unión de los contrarios.


continuará


Welsung

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home