Welsungsraum

"Hazte fuerte en los viejos sueños para que nuestro mundo no pierda la esperanza". Ezra Pound "Ich lehre euch den Übermenschen. Der Mensch ist Etwas, das überwunden werden soll. Was habt ihr getan, ihn zu überwinden?". Nietzsche

lunes, enero 29, 2007

La realidad desde nuestra alma 22


IV.7 Racismo y esclavitud
Uno de los temas que golpea en los medios de comunicación y de entretención masiva es la historia de la esclavitud de los negros a manos de los blancos. La historia es por supuesto cierta, efectivamente cientos de miles, si no millones, de negros fueron arrancados de su hogar en África, para ser vendidos a amos blancos en Europa y en las colonias, especialmente en América. Hasta ahí la historia es cierta y no hay nada que refutar, pero hay un problema con el acento que se pone en la propaganda mundial. De hecho, hay varios puntos que aclarar y poner en el contexto histórico y antropológico-social.

La propaganda pretende por ejemplo que la única esclavitud que ha existido es la que los blancos practicaron sobre los negros y, a partir de eso intenta (muy al estilo judío), realizar una presión de conciencia y emocional para denigrar a la raza blanca y hacer que todos los blancos nos sintamos culpables de algo que evidentemente debe ser estudiado en forma más seria y puesto en su contexto.

De partida uno debería aclarar que la esclavitud fue practicada principalmente por los países que hoy se declaran adalides de la libertad y de los derechos humanos. Inglaterra y su sucesor, los Estados Unidos, mantuvieron un grado de comercio esclavista sin precedentes en la historia y además la esclavitud que practicaron fue denigrante hacia el siervo, cosa que tampoco era conocida en esa proporción. Fue en Estados Unidos que la esclavitud y el mal entendido racismo denigrante , significaron lo mismo. En los países germanos, donde poco o nada se practicó la esclavitud, la palabra racismo se refería principalmente a la autodefensa ante la invasión de otras etnias, no al desprecio per se de otros pueblos. Un hecho vale más que mil palabras: recordemos que Jesse Owens fue tratado con todos los honores y cuidados de un atleta en Berlín en 1936, no se hizo ninguna distinción con él debido a su raza, sin embargo en Estados Unidos era obligado a subirse por la puerta de atrás en los buses y además no fue invitado por Roosevelt a la celebración en la Casa Blanca. (Si Hitler no quiso darle la mano o fue simplemente un problema con el protocolo es cuestión que queda a interpretación de la imagen, la no invitación fue un hecho indesmentible).

Por otro lado hay que aclarar que la esclavitud fue una práctica extendida a todos los pueblos de la humanidad y en todas las épocas. De hecho hoy en día aún se practica la esclavitud entre algunas tribus en el mundo de los beduinos en África y también entre algunas tribus en Asia. Incluso la esclavitud fue también práctica común entre las tribus europeas. Normalmente los pueblos vencidos o eran eliminados o esclavizados. Entre godos, vikingos, griegos, etc., había esclavos de todas las razas; nunca la esclavitud estuvo relacionada a un problema racial sino que más bien con un problema de haber sido vencido por otro pueblo. En América precolombina también la esclavitud era la norma y no la excepción, es un idealismo indigenista creer que los aborígenes americanos vagabundeaban libremente por estas tierras antes de la llegada de los europeos. La verdad es que casi todos los pueblos que se dicen ahora herederos de los grandes imperios americanos son, en realidad, descendientes de los esclavos de esos imperios. El imperio Inca funcionaba por la esclavitud en que se mantenía a otros pueblos y basta recordar la “Guerra de la Flores” de los aztecas en que se capturaban miembros de otras tribus para ser sacrificados.

De modo que la esclavitud de los negros por parte de los comerciantes anglosajones no fue algo extraño ni una perversión especial. Podemos decir tal vez que el tratamiento de los esclavos fue innovadoramente cruel, pero eso podríamos achacarlo más a una conjunción que ha deparado más de un mal rato a la imagen de los pueblos arios: anglosajón y comerciante. Si a eso agregamos el origen de los apellidos de los principales comerciantes de esclavos tal vez tengamos el cuadro completo.

Finalmente hay que recordar también que si bien muchos comerciantes de esclavos hacían batidas para capturar esclavos, la mayoría de ellos preferían pagar a jefes de tribus locales para que capturaran a gentes de otras tribus más débiles y así evitar el costo de la captura. De modo que los esclavos de los europeos fueron en cierta medida una exportación “no tradicional” de otros pueblos de raza negra que se enriquecían con eso.

Lo importante aquí es asentar algunos puntos que deben tenerse en claro antes de culpar a todos los blancos por la esclavitud de los negros:

La esclavitud fue una actividad normal y extendida a toda la humanidad y no tenía nada que ver con racismo, hubo esclavos árabes, arios, negros, etc.

La esclavitud de los negros africanos fue y es una práctica normal entre esos pueblos que hasta el día de hoy se practica.

La esclavitud de los negros africanos fue realizada principalmente por los pueblos que hoy quieren dictar cátedra de ética y moral.

El racismo no tiene nada que ver con esclavizar a otros pueblos.

Como ariosno tenemos por qué sentirnos culpables de una actividad que hoy puede parecer inmoral pero que todos los pueblos practicaron, incluso con nuestros antepasados.

Welsung

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home