Welsungsraum

"Hazte fuerte en los viejos sueños para que nuestro mundo no pierda la esperanza". Ezra Pound "Ich lehre euch den Übermenschen. Der Mensch ist Etwas, das überwunden werden soll. Was habt ihr getan, ihn zu überwinden?". Nietzsche

martes, enero 06, 2009

Ardor


Celo: palabra que se deriva del latín zēlus, (ardor, celo), y este del griego ζῆλος, derivado de ζεῖν, hervir). Significa:

1. m. Cuidado, diligencia, esmero que alguien pone al hacer algo.

2. m. Interés extremado y activo que alguien siente por una causa o por una persona.

En árabe se dice hamas, que también es el acrónimo de Harakat al-Muqawima al-Islamiyya (Movimiento de Resistencia Islámica).

Hamas es descrito por la propaganda sionista como un grupo terrorista. Si Gaza fuera un Estado independiente, estaría en el primer lugar del surrealista “Eje del Mal”, proclamado hace algunos años por el peor presidente de Estados Unidos.

Sin embargo, Hamas es mucho más que un grupo paramilitar. Nacida en la primera Intifada, en 1987, como miembro de la Hermandad Musulmana, crea y administra mezquitas, escuelas, hospitales y programas sociales. También posee un ala militar, dividida en dos grupos principales: (1) Al-Majahadoun Al-Falestinioun (Sagrados Combatientes Palestinos), responsables de ataques a blancos sionistas en el norte de la franja de Gaza, realizados principalmente por los pelotones Izz al-Din al-Qassam; y (2) Jehaz Aman (Sección de Seguridad), encargada de identificar y castigar a los palestinos acusados de colaborar con los sionistas.

Estas actividades, en especial las de educación, salud y asistencia social, han significado el apoyo de la mayoría de la población palestina de los territorios ocupados, desafiando la manejable Autoridad Nacional Palestina.

Después de muchos meses de bloqueo militar, la entidad sionista (llamada comúnmente “Estado de Israel”) comenzó el 27 de Diciembre de 2008 a atacar la franja de Gaza. Después de una semana de bombardeos, invadió el reducido territorio. Es verdad lo que dice la prensa controlada por el sionismo: Hamas ha lanzado cohetes contra territorio israelí así como Israel ha lanzado bombas sobre territorio palestino. Es verdad lo que dicen los comentaristas internacionales: han muerto civiles judíos y civiles palestinos.

Lo que no se dice abiertamente es que por cada víctima civil judía hay cien víctimas civiles palestinas (http://english.aljazeera.net/news/middleeast/2009/01/2009157474464964.html).

La propaganda de guerra, la misma propaganda que ha establecido el espejismo de los seis millones del “Holocausto”, muestra a ambos rivales como equivalentes.

No lo son, ni económica, ni militar ni moralmente. Algunos israelíes también lo saben (http://www.haaretz.com/hasen/spages/1050459.html).

Los teóricos del exterminio hicieron sus cálculos en 1914, al comienzo de la primera guerra mundial. Sus conclusiones fueron las siguientes: si los Aliados estaban dispuestos a perder tres soldados por cada dos soldados alemanes muertos, llegaría el momento que los Aliados ya no tendrían enemigos al frente y ganarían la guerra. Sin embargo, el ingenio humano, el ingenio nacido de la desesperación por sobrevivir, demostró que las conclusiones de los “expertos” eran falsas. Contra las bombas y las ametralladoras, los alemanes emplearon palas y alambres de púas, manteniendo la resistencia disciplinadamente durante años, hasta que fueron finalmente traicionados por los judeobolcheviques, que complotaban en el interior del país.

La misma lógica genocida se observa hoy. “Algo” impulsa a la dirigencia del la entidad sionista a provocar derramamiento de sangre mediante un ataque desproporcionado y cobarde contra un territorio ínfimo, en el que sobreviven en condiciones subhumanas un millón y medio de niños, mujeres y hombres. “Algo” paraliza a los gobiernos de países árabes, algunos de ellos opulentos y con arsenales militares de primer nivel, permitiendo que la sangre árabe siga regando la tierra palestina. ¿Serán los 200 misiles con cabeza nuclear que posee la entidad sionista o sólo es el dinero?

Sin embargo, hace dos años y medio también el “mejor ejército del mundo” invadió un pequeño país vecino para erradicar un “grupo terrorista”. Hezbollah tuvo muchos muertos, es cierto, pero aniquiló el mito de la invencibilidad del ejército judío, que finalmente tuvo que retirarse, y de paso hizo caer el gobierno de la entidad sionista. Hoy Hezbollah es más fuerte que antes de la invasión, realizada bajo la falsa apariencia del rescate del “soldado Ryan judío”, Eldad Regev.

La desaparición de la entidad sionista está anunciada. No se producirá por acciones militares; sólo es asunto de tiempo. El crecimiento de la población palestina y el crecimiento incontrolable de su fe (el arma secreta de su arsenal) proyectan ese hecho futuro inevitable, frente a la pérdida de fe y de la tasa de natalidad de la población judía, ella misma afectada por la decadencia que conlleva el hedonismo de la sociedad de consumo y del entretenimiento. Hoy los judíos no tienen empacho en comer carne de cerdo, en medio de un asado, al día siguiente de realizar el Bar Mitzvá de sus hijos.

Cuando los malls y los resorts israelíes vean amenazado su lujo, edificado con el dinero de los “contribuyentes estadounidenses” y de los alemanes (las exorbitantes “reparaciones de guerra” a un Estado inexistente durante la segunda guerra mundial), cuando el israeli way of life no sea tan placentero, los eternos emigrantes tomarán otra vez sus maletas y se irán a otro sitio más pacífico, más civilizado, de mayor estatus. Tal vez fue una lástima que Yahvé se haya aparecido en la yerma Palestina, para proclamar la “tierra prometida”, en vez de hacerlo en la soleada California o en algún paraíso caribeño.

La desesperada alternativa sionista a esta nueva emigración es el exterminio completo de los palestinos. La historia ha demostrado que esa alternativa es imposible. El hombre sigue siendo más fuerte que las balas, aunque el precio pagado, esa sangre que complace tanto a “Algo”, sea muy alto.

Mientras tanto, Palestina hierve, arde. Ojalá que ese ardor (Hamas) nunca se extinga.


Hoffmann

1 Comments:

Blogger KLINGSOR HOHENSTAUFEN said...

COMPLETAMENTE DE ACUERDO CAMARADA PARECE QUE EL MUNDO FUERA COMPLICE DE TAL MASACRE PARECE QUE JEHOVA QUIERE MAS SANGRE....PAGINAS COMO ESTAS ME HACE SENTIR FELIZ YA QUE NO HAY GENTE COMO UDS Y YO QUE SI SABEMOS LA VERDAD.

SIEG HEIL

11:12 a. m., enero 11, 2009  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home