Welsungsraum

"Hazte fuerte en los viejos sueños para que nuestro mundo no pierda la esperanza". Ezra Pound "Ich lehre euch den Übermenschen. Der Mensch ist Etwas, das überwunden werden soll. Was habt ihr getan, ihn zu überwinden?". Nietzsche

domingo, julio 30, 2006

El asesino histórico








Una periodista chilena transcribe el siguiente diálogo en su libro: “Recuerdo haber presenciado una entrevista a dos jóvenes, uno israelí y el otro palestino. Al preguntársele al israelí cuál era el derecho que tenía, como judío, a la tierra Palestina, éste respondió muy seguro:
-Mi Dios me la prometió
Parecía tan natural, hasta el momento en que el palestino de ojos muy grandes y muy negros, musitó quedamente, pero no menos seguro:
-A mí, Dios no me dijo nada”

Mi abuelo, natural de Belem, se encerraba todos los fines de semana a escuchar “La voz de Palestina” y lloraba y lloraba por que no podía volver a su tierra, la tierra de sus (mis), antepasados. La tierra del gigante Goliat, que cayó víctima de su honor y el deshonor del traicionero, asesino y adúltero David.
Hoy veo como la sangre de mis parientes es derramada sin piedad mientras los “defensores de la justicia y la libertad” se quedan sentados, cruzados de brazos, sin atreverse a amonestar a Israel porque temen por sus cuentas bancarias. ¿Cuántos millones vale la vida de un niño? Si es árabe…NADA. Parece ser la respuesta del mundo y de Estados Unidos que sigue enviando bombas para dejar caer en el Líbano y sigue vetando las amonestaciones de la ONU.

¿Por qué ocurre lo que ocurre? ¿Por qué existe Hizbilláh (El partido de Alláh)? ¿Por qué existe Hammas? ¿Por qué Israel masacra árabes como si fueran animales de sacrificio?
Hagamos un poco de historia:

Las tierras en que hoy se libran las batallas de la humanidad son las tierras de los Filisteos y Fenicios, entre otros muchos pueblos. De hecho el nombre de Palestina viene justamente de Filistina, la tierra de Filisteos. Estos pueblos vivían tranquilos en tiempos del neolítico, cuando un grupo nómade que se decía descendiente de unos esclavos fugitivos de Egipto llegaron reclamando esos territorios como suyos porque”su Dios se los había otorgado” Ahora, que el mandato de ese dios era bastante cruel pues en general la orden era arrasar con los pueblos que no les entregaban sus territorios, así vemos que en Deuteronomio 2, 34 dice: “En ese tiempo tomamos todas sus ciudades y las consagramos en anatema, matando a sus habitantes, hombres, mujeres y niños, sin perdonar vida alguna” y en Josué 6, 21: “Se apoderaron de Jericó. Y espada en mano mataron a todos los hombres y mujeres, jóvenes y viejos; incluso a los bueyes, ovejas y burros, y los entregaron como anatema, o sea, los sacrificaron a Dios”.

Podemos, por cierto, aplicar el viejo dicho legal que establece que “a confesión de parte, relevo de prueba”. Sobre todo si estos no son los únicos relatos de violencia y odio hacia el resto de los pueblos de la tierra que le “fueron dados a Israel”.

Después de muchos años de conquista, reinado y derrota, Israel y Judá fueron invadidos por Roma. Sin embargo, la debilidad de Roma para mantener la PAX en esos territorios hizo que estallara una revolución que fue aplastada por Tito, que arrasó Jerusalém y el Templo de Jerusalém por allá por el año 68 DC.

Desde entonces los judíos fueron dispersados por todo el orbe transformándose en minoría cultural en todos los países.

El resto de la historia es un hato de expulsiones desde todas las culturas, en todas partes se les acusó de los crímenes más deleznables, incluso en España donde siempre fueron muy bien tratados, sus muy Católicas Majestades, los Reyes Católicos los expulsaron por las acusaciones que se acumulaban en torno a ellos.

Durante la Edad media, sin embargo, muchos miembros de las dinastías europeas casaron a sus hijos con jijas de judíos, o contrajeron grandes deudas con prestamistas judíos, quienes no eran muy bien mirados por la poblacion, como puede colegirse de obras como “El mercader de Venecia” de Shakespeare, y después en el cuento “El judío entre espinas” de los hermanos Grimm.

Acusados una vez más por el Nacionalsocialismo como grandes e inescrupulosos estafadores que usufructuaron con el dinero del Reich Alemán, mientras la flor y nata de la juventud moría en los campos de guerra para satisfacer los deseos de poder económico de los Rotschild y Rockefeller, fueron tratados con dureza y a aquellos que no demostraran ser un aporte a la Nueva Alemania se les conminó a salir (una vez más), de los territorios del Reich (curiosa estrategia si lo que se quería era eliminarlos). Lo cierto es que ninguna nación quería recibirlos.

Vino la Gran Guerra que los poderes del dinero desataron contra una Alemania que abominaba del capital financiero y el préstamo como medida del mundo, que abominaba incluso del dinero como entelequia.

La propaganda judía se puso inmediatamente a trabajar en la difamación de su enemigo mortal y azuzó a todo el mundo contra él. Inventó todo lo que pudo inventar, no le fue difícil pues contaba con toda la prensa del mundo, la que poseía gracias a los torrentes de dinero que la comunidad judía aportaba.

Terminada la guerra se inventó el mito del Holocausto. Gracias a él, Israel ha podido hacer lo que ha querido durante todo este tiempo, jugando a la víctima universal ha podido asegurarse el poder suficiente para comprar a todos los poderes políticos y económicos. Millones de euros alemanes sostienen al gobierno de Israel y millones más van a parar a los bolsillos de cualquier judío que diga que tuvo un familiar en los supuestos campos de exterminio o que es sobreviviente (y hay muchos sobrevivientes, tantos que uno se pregunta ¿quién murió en los campos de concentración?)

Gracias a ese enorme poder, Israel obtuvo la ayuda de las cuatro potencias victoriosas para hacer lo que planeaba. Después de la acción de grupos terroristas sionistas que hicieron volar el hotel Rey David en 1946, la gobernación inglesa pasó el problema de Palestina a las Naciones Unidas, quien no tenía mandato para realizar la mayor estafa de la historia. Dividió la Palestina en dos y le dio el 55% de los mejores territorios de pastoreo y cultivo a la población judía, que poseía en realidad sólo el 6%. Muchos países trataron de oponerse, pero Estados Unidos los presionó con amenazas de embargos y bloqueos, se dice que el embajador de Haití lloró cuando emitió su voto.

Los palestinos que habían vivido ahí por casi dos mil años se levantaron en contra de tan gran estafa, pero los grupos terroristas judíos como Stern e Irgún estaban muy bien armados, entre los “grandes" que cometieron asesinatos atroces estaban Menachen Begim y Simón Wiesenthal.

Estos grupos cometieron atrocidades en las aldeas palestinas, una de la cuales es la tristemente famosa Deir Yassin, donde fueron masacrados hombres, mujeres y niños, los que antes de ser asesinados fueron mutilados en la forma más horrible imaginable. Las mujeres fueron violadas hasta la muerte mientras cortaban sus pechos y sus miembros, las embarazadas sufrieron el desgarro de sus vientres y los fetos de sus hijos degollados sobre el cuerpo de sus madres. El mandato bíblico se cumplía más de dos mil años después.

A propósito de Deir Yassin, hay muchas páginas de Internet que dicen que no sucedió, ¿por qué no hay una liga antidifamación para las víctimas palestinas, como la hay para las supuestas víctimas judías del holocausto?

Israel se apoderó de casi todo el territorio de la Palestina. Palestina es un país invadido durante casi sesenta años. Las naciones Unidas han emitido más de sesenta resoluciones declarando la ilegalidad de la ocupación y acusando a Israel de crímenes de guerra.

Desde 1948 hasta ahora Israel ha cometido grandes crímenes, sólo por mencionar algunos tenemos: Deir Yassin, Sabra y Shatila y Qana dos veces con la masacre de ayer (quién se atreve a condenar? la ONU sólo lamenta).

Todos los días se destruyen las casas de los aldeanos en Gaza y Cisjordania, bombardean cuando quieren la sede de la Autoridad Palestina, Israel expulsó a los verdaderos dueños de la tierra de palestina, mantuvo por años invadido el Líbano, hace pocas semanas mató a niños inocentes que se bañaban en playas en Gaza.

Si es verdad que Hizbolláh o Hamas son terroristas, o si han a veces tomado ese camino, pues es fácil explicar el odio de un pueblo que ha sido aplastado, masacrado, robado a la vista de todos sin que nadie haga nada.

Es muy fácil matar, imponer una ley propia a sangre y fuego y después declarar a todo el que se oponga a ella como terrorista. La ley que permite la masacre de los pueblos árabes es la terrorista y los que la defienden son los terroristas, aunque anden en jets y luzcan hermosos trajes o se otorguen premios de la paz unos a otros.

Estos señores que quieren hacer realidad el mandato bíblico y sacrificar a los pueblos no judíos al dios de Israel, son los mismos que han invadido países, arrojado fósforo líquido sobre Hamburgo, Napalm sobre Vietnam, son los únicos que se han atrevido a usar una bomba atómica Y SOBRE POBLACIÓN CIVIL, no una sino dos veces. Son los mismos que invadieron Afganistán, que invadieron Irak basados en la mentira de las armas de destrucción masiva.

Pero hay una cosa más que aclarar en todo esto. ¿Por qué estados Unidos protege tanto a Israel? Israel es más una carga que otra cosa desde el punto de vista económico, también es una carga diplomática. La población judía representa alrededor de un cinco por ciento de la población estadounidense, entonces ¿por qué tanto apoyo, por qué vetar las sanciones que todos los otros países piden? Se ha esgrimido el hecho de querer tener un aliado en la región, pero mucho mejor aliado es Arabia Saudita o Egipto o Jordania. Entonces la respuesta está en otra parte. Una mejor tesis es mirar el apellido de los que tienen el dinero en Estados Unidos, los que realmente manejan el país, los que controlan la prensa, las industrias, el congreso, incluso las verdaderas redes de la droga. Esa es una buena respuesta.

El mundo no puede decir que no estaba advertido de lo que estaba pasando, lo hemos venido diciendo durante décadas, pero en vez de creerle un pueblo que ha dado cultura, ciencia, música, valores, filosofía a Occidente; todos han preferido por conveniencia o por miedo, creerle al pueblo que desde tiempos bíblicos declaró que nosotros los gentiles éramos el regalo que su dios les dio porque ellos y nadie más son los elegidos.








Inocentes detenidos por miles






palestinos expulsados de sus tierras









llorando por sus casas destruídas








A la cárcel o a la muerte, aquí no hay Amnistía Internacional ni Cruz Roja ni derechos humanos ni nada. ¿Qué tal si Palestina pudiera bombardear Israel para recuperar a estos verdaderos raptados?

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home