Welsungsraum

"Hazte fuerte en los viejos sueños para que nuestro mundo no pierda la esperanza". Ezra Pound "Ich lehre euch den Übermenschen. Der Mensch ist Etwas, das überwunden werden soll. Was habt ihr getan, ihn zu überwinden?". Nietzsche

miércoles, agosto 16, 2006

El "peligro del Islam"


Muchos europeos ven en el Islam un gran peligro pues pareciera que él le ha declarado la guerra a Occidente. Sin embargo hay que ser justos y tratar de ver las cosas desde las perspectivas verdaderas.

El Islam no está en guerra con Occidente, desde el momento que lo que hoy se conoce con ese nombre no corresponde más que a una imagen corrupta de lo que una vez fue el verdadero. Hoy el mal llamado occidente no es más que un conjunto de sociedades corrompidas por el hedonismo, el libertinaje y que adora a una divinidad que corrompió los cimientos de la Europa arcaica.

Occidente debe mirar hacia su propio interior si quiere ver al verdadero peligro, el verdadero demonio que lo está corroyendo día a día hasta ser irreconocible. No hay que seguir con el juego de la demonización del “otro”, pues cuando se actúa en forma tan obsesiva, es señal clara de que el mal está en el sujeto y no en el objeto.

Por otro lado, el Islam sí es un peligro en el sentido de que sí es una expresión real y auténtica del alma de los pueblos árabes, como lo es el Budismo o el Hinduismo en el lejano oriente. Por ello se hace atractivo para los occidentales, abandonados hace mucho tiempo a sí mismos y necesitados de grandes ideas.

Hoy en Occidente ya no se mira hacia arriba, todos son iguales, todo es chato, ninguna autoridad goza de prestigio. Las iglesias modernas son edificios que no buscan a la divinidad, los sacerdotes son pedófilos, los jueces y los políticos corruptos. Occidente mira hacia el suelo en lo espiritual. Esa es una de las razones más importantes por las cuales se buscan sustitutos de la fe perdida, entonces se ponen de moda el Reiki, el Feng Shui, el Budismo, el Yoga, la Kábala, etc. No sería de extrañar que ahora, los que han despertado del sueño mortal (el sueño americano), empiecen a abrazar al Islam como salvador. Si bien el Islam tiene fuerza y es verdadero para los árabes, los occidentales debemos mirar hacia lo que perdimos antes de que el cristianismo cortara nuestras raíces.

Sin embargo, no abogo por una vuelta ingenua hacia el ritualismo pagano precristiano, pues nada sacará Occidente con tratar de volver a vivir en los bosques y en las cavernas. De partida, no hay tantos bosques par albergar a tantos hoy en día y sería un crimen ecológico.

Occidente debería reinventar sus propios ritos, revivificar a los antiguos Dioses y creencias, resucitarlos con ropajes nuevos pues la inocencia está perdida y si a los niños aún podemos hablarles de los Dioses en las nubes, ascendiendo a Asgard por encima del arco iris, los adultos ya no los vemos. Pero crear nuevos-antiguos ritos, crear y criar a las nuevas generaciones en el valor de su estirpe, del nuevo mito de Occidente, eso podría ser productivo y sano si se hace con honestidad. Desgraciadamente no es algo que pueda partir desde los gobiernos ni los poderes de facto pues ellos son los más interesados en destruir el alma de Occidente. Sin embargo es cierto que mientras estos mitos no generen leyes de estado, nada se habrá logrado.

Eso es lo que pretendió hacer el Nacionalsocialismo, salvar a Occidente desde sus propias raíces, sin recetas ajenas. Por ello tantos andan buscando sobre los secretos de la “mística nazi”, sin saber que el misticismo se estaba creando y que para encontrar las raíces, basta con buscar con sinceridad en las propias raíces de cada uno de nosotros.

Resulta increíble que los ritos del nacionalsocialismo sean tan extraños a los occidentales, porque son ritos que nuestros ancestros realizaban, son ritos solares, de fertilidad, naturales. El que la gente no los reconozca habla del desarraigo total de nuestra sociedad respecto de los verdaderos valores naturales y tradicionales de Occidente.

Desgraciadamente no fue posible, los intereses del dinero, y las ansias de destruir en beneficio de la deidad demoniaca, fueron capaces de construir más aviones y tanques, ya que no mejores ideas. De otro modo, si los aliados hubiesen tenido un plan mejor para el mundo, ya lo hubiésemos sabido.

Welsung

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home