Welsungsraum

"Hazte fuerte en los viejos sueños para que nuestro mundo no pierda la esperanza". Ezra Pound "Ich lehre euch den Übermenschen. Der Mensch ist Etwas, das überwunden werden soll. Was habt ihr getan, ihn zu überwinden?". Nietzsche

domingo, octubre 01, 2006

Por quién doblan las campanas?


Hoy somos testigos de una nueva discriminación en contra de los pueblos germanos. Mientras se hace gran alaraca respecto a la pertenencia de Grass a la SS, rápidamente se empieza a decir que las cartas de Hemingway en las que confiesa que mató a sangre fría a más de cien prisioneros alemanes absolutamente indefensos y contraviniendo todas las convenciones internacionales habidas y por haber, son exageraciones, que son bravatas del escritor, etc. Con lo cual se trata de bajarle el perfil a un hecho atroz. Hubo crímenes de guerra que jamás se han sacado a la luz en contra de los prisioneros alemanes en manos de los aliados. Jamás se ha hablado de los "campos de desnazificación", en donde se encerró a gran parte de la población alemana y se le instruyó a sangre y fuego, sobre la "maldad" del Nacionalsocialismo, (ver blog Leitheft).
Si Hemingway declara suelto de cuerpo en sus cartas personales y se vanagloria de los alemanes que mató a sangre fría, es absolutamente válido preguntarnos cuántos alemanes fueron muertos simplemente por eso, por ser alemanes.

¿Dónde están las organizaciones humanitarias? ¿dónde están las asociaciones de intelectuales? desgarrando vestiduras y exigiendo que le quiten el Nobel a Hemingway? ¡Claro, los asesinados son sólo alemanes, ellos no cuentan, ellos no importan, como no importan los palestinos ni los chechenios ni los tibetanos! ¡Qué distinto sería si hubiesen sido judíos! Ya se estarían erigiendo monumentos a los muertos por la mano del criminal, declarando el día de las víctimas de Hemingway y sus herederos estarían siendo perseguidos para que pagaran indemnizaciones millonarias a las víctimas de asesino, que ya no serían ciento veintidós, serían miles por que se buscaría hasta a la hormiga que Hemingway mató mienras estaba en el baño.

No hay justicia en este mundo, la única justicia es la que podemos hacer por nuestra propia mano. Por eso hay que aclarar, declarar, anunciar, comentar, hay que hacer la luz en medio de tanta mentira, es nuestra lucha de hoy.

¿Por quién doblan las campanas?

Por la Raza Aria, por Germania

Welsung

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home