Welsungsraum

"Hazte fuerte en los viejos sueños para que nuestro mundo no pierda la esperanza". Ezra Pound "Ich lehre euch den Übermenschen. Der Mensch ist Etwas, das überwunden werden soll. Was habt ihr getan, ihn zu überwinden?". Nietzsche

miércoles, agosto 16, 2006

¿PAZ?


Me entero, a través de Al-Jazeera, que el ejército libanés iniciará mañana el despliegue de 15.000 hombres en el sur de su país, aunque no procederán al desarme de Hezbollah, como se estipula en una resolución de la ONU fechada en 2004. También dice en ese sitio que la ONU enviará 3.500 hombres a la región: franceses, malasios, turcos y… alemanes. ¡Qué escenario! Los jóvenes nietos de la Wehrmacht finalmente desembarcarán en Medio Oriente. Ya me parece estar escuchando la gritería de la judería. Tal vez el SS-Mann Günther Grass podría ir como corresponsal de guerra.Respecto de cosas más serias, ya lo creo que el factor anímico jamás debe ser despreciado en un conflicto. Afganistán y Vietnam no se pueden explicar sólo por parámetros logísticos. El fanatismo es crucial. Esa palabra tiene hoy una connotación negativa, pero en la época del Tercer Reich no era así. Era una virtud. Ciertamente, no se necesita que una unidad combatiente esté compuesta por analistas internacionales o filósofos. No. Lo que se requiere es que sea un grupo de creyentes (en una religión, en una idea, en una visión del mundo), porque sólo así podrán creer en el triunfo, aunque la balanza material se incline completamente en contra.En el documental “Hamas behind the mask” se muestra, por ejemplo, que en la ciudad de Rafah los palestinos tenían un grave problema: desde una torre de vigilancia a unos cuantos cientos de metros en territorio israelí, los muchachos judíos mataban el tiempo jugando al tiro al blanco. El resultado del juego era, hasta la fecha de la filmación, de unos 60 palestinos muertos. La torre de vigilancia no era una estructura débil: era de hormigón armado y unos 30 m de altura, o más, parecida a una torre de control de un aeropuerto importante.La solución: Hamas cavó un túnel bajo la torre de vigilancia, puso 1.500 kg de explosivos y los detonó. Para lo último, se requería que dos voluntarios detonaran los explosivos in situ. Se despidieron seriamente de la cámara, pero llenos de destino en la mirada, y cumplieron la misión. La torre fue demolida y 15 soldados judíos murieron en la acción. El fanatismo como arma.¿Y el abastecimiento? Bien, hay suficiente dinero en ventas de petróleo como para que Hezbollah esté bien pertrechado. Y no sólo desde Irán. Si la psicología de algunos jerarcas árabes modernizados y occidentalizados es similar al hombre occidental que conocemos, entonces podrán lavar su conciencia desviando un mínimo porcentaje de esas enormes utilidades para comprar los Katiuška, los RPG-7 y los AK-47 que piden a gritos los sufrientes de Líbano y Palestina. Algo así como cuando los ricachones van a misa o como cuando la gente común y corriente entrega una limosna: un lavado de conciencia.Respecto a la tregua, pienso que en Judea debe haber un clima bien agitado. El “mejor ejército del mundo” admitió 156 muertos en sus filas, por lo que en realidad deben ser más de 400. Además, Hizbullah siguió bombardeando los asentamientos del norte de Israel, es decir, Olmert no cumplió su objetivo declarado. Tampoco pudo cumplir el objetivo de “rescatar al soldado Ryan x 2”. Lo único que pudo hacer fue bombardear criminalmente objetivos civiles y, en términos propagandísticos, hacer el ridículo.Un avance de 20 km en un mes, luchando contra una fuerza paramilitar y contando con el apoyo total de informaciones del Pentágono, es mucho menos que lo que hizo el ejército italiano en avance hacia el canal de Suez hace 66 años.¡Oh, el terreno! ¡Oh, las emboscadas! ¡Oh, los caminos! Hasta para hacer la guerra lloran los sionistas. También en eso son víctimas. ¡Oh, lamentación! En el canal de la BBC se pudo ver como un Merkava explotaba como si fuera de cartón, al encuentro con un nieto de los Panzerfaust. La escena no se repitió mucho en otros canales. ¿Dónde quedó el mito de la calidad de armas que Israel produce? No olvidemos que durante décadas, Chile confió la defensa del norte a unos vetustos Sherman que Pinochet compró, “reacondicionados” por Israel. No hubiese querido estar en el pellejo de los tanquistas chilenos de entonces.Si Bush declaró que Israel ganó la guerra, ya sabemos qué ocurrió en realidad. Un “bushismo” más.


Hoffmann

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home