Welsungsraum

"Hazte fuerte en los viejos sueños para que nuestro mundo no pierda la esperanza". Ezra Pound "Ich lehre euch den Übermenschen. Der Mensch ist Etwas, das überwunden werden soll. Was habt ihr getan, ihn zu überwinden?". Nietzsche

martes, agosto 22, 2006

La Rana


Existe un adagio popular que reza: “Si no hay noticias, buenas noticias”. Los últimos días no han estado saturados de niños muertos o bombardeos a población civil. Hemos visto sólo un choque de trenes, un avión caído, ires y venires políticos y diplomáticos, la acostumbrada delincuencia…nada nuevo bajo el Sol.

Sin embargo estos son los períodos más dañinos dentro del mal que aqueja al mundo. Mientras pareciera que podemos volver a las preocupaciones diarias: el supermercado, el precio del petróleo, la derrota de nuestro equipo de fútbol, las tareas de los niños, etc., el enemigo realiza su trabajo silenciosa pero eficientemente: más y más empresas endeudadas, más y más tierras en manos del sistema, más y más medios de comunicación acallados por la censura sionista, más y más gente nuestra en las cárceles por atreverse a decir la verdad en una página web de Internet o en un folleto, más y más jóvenes caen en la droga, más y más palestinos son arrestados o masacrados (un palestino más o menos..¡qué más da!, después de todo no pertenecen a la "raza elegida" ¿cierto?), más y más genes arios se pierden en el mar de color debido a la desidia de los jóvenes amasados y ablandados por el sistema, menos y menos conciencia tiene la gente del horror que se avecina.

Vieja y muy usada pero muy útil es la analogía que se hace con el mejor método de cocinar una rana. Si uno mete una rana en una olla con agua hirviendo, ésta salta y se defiende, pelea por su vida y es casi imposible cocinarla. Pero, si la misma rana es metida en agua fría y ésta se pone a calentar de a poco, la rana no nota los sutiles cambios que acabarán con su vida, así termina servida en un plato y nunca se enteró de lo que le ocurrió.

Del mismo modo, la saturación de información inteligentemente mezclada, el convencimiento de la gente de que nuestra civilización va cada día mejor, los éxitos financieros, las preocupaciones de cada día, no dejan ver la esclavitud que se cierne sobre nuestros pueblos ni tampoco la desaparición de la raza aria.

Los jóvenes son también presa fácil de estas tácticas. Héroes en potencia son capaces de ir al otro lado del mundo a “ayudar” a pueblos que no conocen, y que muchas veces ni siquiera quieren ser ayudados. En vez de mirar a su lado y darse cuenta que su propia sociedad se cae a pedazos y es engullida por el mar de economistas y poderosos que gobiernan para los que se esconden en las sombras. Los jóvenes se rebelan, pero no se dan cuenta de que repite las frases propagandísticas cuidadosamente planificadas en las sombras para que se desgasten en luchas inútiles, para que generaciones enteras sean utilizadas por el sistema para ejemplificar lo "terrible que es la violencia y el caos". La juventud es usada como los microbios debilitados que afirman las defensas del sistema, las rebeliones juveniles son las vacunas que el sistema necesita para hacerse inmune a la verdadera revolución.

Nuestras sociedades siguen con el show, siguen bailando, siguen cantando. Por lo menos podemos estar claros de que se van a ir al infierno... pero contentos.


No olvidemos el trasfondo de la frase más famosa del Nacionalsocialismo, pero ampliémosla ahora a toda la humanidad.

¡Pueblos del mundo, Despierten ¡

Welsung

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home