Welsungsraum

"Hazte fuerte en los viejos sueños para que nuestro mundo no pierda la esperanza". Ezra Pound "Ich lehre euch den Übermenschen. Der Mensch ist Etwas, das überwunden werden soll. Was habt ihr getan, ihn zu überwinden?". Nietzsche

lunes, junio 02, 2008

Die Grimm Brüder


Hace un tiempo que estaba por escribir un artículo cuyo impulso inicial lo dio una película de Hollywood. Sí, aunque parezca increíble desde lo más profundo de la oscuridad puede surgir la energía para algo positivo.

Se trata de la película “The Grimm Brothers” la cual, más allá de lo típicamente hollywoodense, tiene el mérito de mostrar a una Alemania mística, llena de magia, sojuzgada por la soberbia racionalidad del invasor francés. Para hacer el cuento corto, la película muestra cómo la magia que se encuentra en un bosque alemán es capaz de sorprender y derrotar al enemigo, a pesar de toda su magnificencia tecnológica, práctica y racional.

Los hermanos Grimm fueron efectivamente mucho más que un par de recolectores de cuentos, fueron estudiosos del alma y del lenguaje germano. Ellos fueron también férreos defensores de la tradición alemana bajo la ocupación napoleónica que pretendió desarraigar a los alemanes de su origen.

Es muy interesante que, como estudiosos del la lengua alemana, ellos pensaban que el lenguaje tiene origen divino y por ello, debía mantenerse puro y había que rechazar los neologismos y deformaciones. Se trata de una teoría rechazada hoy en este mundo en que la prostitución de los pueblos, de sus culturas y de sus lenguajes no es sólo bien mirada sino que promovida con entusiasmo. Pero debe llamarnos la atención el hecho que lo dicho en este blog en un post anterior sobre el lenguaje (ver http://welsungsraum.blogspot.com/2007/06/la-realidad-desde-nuestra-alma-28.html), no está tan lejos del pensamiento de estos patriotas alemanes.

Hoy, que el germanismo es vilipendiado en todo el mundo y que las tradiciones culturales son perseguidas, sobre todo en su origen, creo que podemos confiar en la fuerza de la magia de los antepasados. Los hermanos Grimm son un buen ejemplo, un ejemplo que debe vivir en nuestros corazones, pues ellos nos enseñan que no es posible que este mundo racional, capitalista, egoísta, triunfe sobre la magia y mística que corre en nuestras venas. Por ello la mejor manera de vencer al enemigo sigue siendo creer en los “cuentos de hadas”, en lo imposible, en lo inútil pero hermoso; pues el ser inferior ama la utilidad, lo rentable, pero el superior ama lo inútil, aquello que sólo es útil a los Dioses.

Es interesante notar que tras la Segunda Guerra Mundial y hasta 1948 estuvo prohibida la venta de los cuentos de los hermanos Grimm en la zona de ocupación inglesa, se intuía por la autoridad británica que lo germano saca su fuerza de su inconsciente, de su imaginación profunda, aquella que está arraigada a sus genes. Pero era imposible detener a los cuentos de Grimm, pues ellos ya se habían abierto camino hacia todas las almas germanas del mundo a través del más impensado medio: Las películas de Disney.
No es casualidad que Disney fuera el mayor propagador de la magia de los cuentos de Grimm a través de sus películas como Blanca Nieves, La Cenicienta, La Bella Durmiente. Todos cuentos que tienen que ver con temas psicológicos profundos y que no son para nada cuentos de niños. ¨
No es de ninguna manera casualidad pues hay que recordar que fue amigo personal de Leni Riefenstahl, y sus películas eran admiradas por el Führer en persona, quien tenía una sala especial para verlas.
Tampoco puede ser casualidad que hoy en día que las empresas Disney están en manos de los enemigos, las historias han tomado otro cariz y que se esté impulsando el uso de las caricaturas para introducir lo feo, lo torcido, lo diabólico, como lo normal en la mente de nuestros niños. Claro que hasta algún tiempo se colaban ideas políticamente incorrectas como en el Rey León, en que la figura del rey es identificada como divina pues es el personaje correcto y sólo él, el que puede ser el verdadero rey, aquél que media entre el pueblo y la naturaleza. Por supuesto esta película fue rápidamente corregida en términos políticamente más correctos en sus secuelas.
Otro ejemplo claramente paradigmático de lo que digo es la burla de lo tradicional que se hace a través de las películas de Shrek (Schreck en alemán significa espantajo, esperpento), pues esta es una guerra increíble a través de los dibujos animados, a través del lenguaje, de las modas. No es necesario ir a buscar el frente en las calles o en algún lugar desconocido, pues hay muchos frentes de lucha en nuestra vida diaria, sólo hay que saber verlos y ponernos en el bando correcto.


Welsung