Welsungsraum

"Hazte fuerte en los viejos sueños para que nuestro mundo no pierda la esperanza". Ezra Pound "Ich lehre euch den Übermenschen. Der Mensch ist Etwas, das überwunden werden soll. Was habt ihr getan, ihn zu überwinden?". Nietzsche

martes, agosto 22, 2006

La Rana


Existe un adagio popular que reza: “Si no hay noticias, buenas noticias”. Los últimos días no han estado saturados de niños muertos o bombardeos a población civil. Hemos visto sólo un choque de trenes, un avión caído, ires y venires políticos y diplomáticos, la acostumbrada delincuencia…nada nuevo bajo el Sol.

Sin embargo estos son los períodos más dañinos dentro del mal que aqueja al mundo. Mientras pareciera que podemos volver a las preocupaciones diarias: el supermercado, el precio del petróleo, la derrota de nuestro equipo de fútbol, las tareas de los niños, etc., el enemigo realiza su trabajo silenciosa pero eficientemente: más y más empresas endeudadas, más y más tierras en manos del sistema, más y más medios de comunicación acallados por la censura sionista, más y más gente nuestra en las cárceles por atreverse a decir la verdad en una página web de Internet o en un folleto, más y más jóvenes caen en la droga, más y más palestinos son arrestados o masacrados (un palestino más o menos..¡qué más da!, después de todo no pertenecen a la "raza elegida" ¿cierto?), más y más genes arios se pierden en el mar de color debido a la desidia de los jóvenes amasados y ablandados por el sistema, menos y menos conciencia tiene la gente del horror que se avecina.

Vieja y muy usada pero muy útil es la analogía que se hace con el mejor método de cocinar una rana. Si uno mete una rana en una olla con agua hirviendo, ésta salta y se defiende, pelea por su vida y es casi imposible cocinarla. Pero, si la misma rana es metida en agua fría y ésta se pone a calentar de a poco, la rana no nota los sutiles cambios que acabarán con su vida, así termina servida en un plato y nunca se enteró de lo que le ocurrió.

Del mismo modo, la saturación de información inteligentemente mezclada, el convencimiento de la gente de que nuestra civilización va cada día mejor, los éxitos financieros, las preocupaciones de cada día, no dejan ver la esclavitud que se cierne sobre nuestros pueblos ni tampoco la desaparición de la raza aria.

Los jóvenes son también presa fácil de estas tácticas. Héroes en potencia son capaces de ir al otro lado del mundo a “ayudar” a pueblos que no conocen, y que muchas veces ni siquiera quieren ser ayudados. En vez de mirar a su lado y darse cuenta que su propia sociedad se cae a pedazos y es engullida por el mar de economistas y poderosos que gobiernan para los que se esconden en las sombras. Los jóvenes se rebelan, pero no se dan cuenta de que repite las frases propagandísticas cuidadosamente planificadas en las sombras para que se desgasten en luchas inútiles, para que generaciones enteras sean utilizadas por el sistema para ejemplificar lo "terrible que es la violencia y el caos". La juventud es usada como los microbios debilitados que afirman las defensas del sistema, las rebeliones juveniles son las vacunas que el sistema necesita para hacerse inmune a la verdadera revolución.

Nuestras sociedades siguen con el show, siguen bailando, siguen cantando. Por lo menos podemos estar claros de que se van a ir al infierno... pero contentos.


No olvidemos el trasfondo de la frase más famosa del Nacionalsocialismo, pero ampliémosla ahora a toda la humanidad.

¡Pueblos del mundo, Despierten ¡

Welsung

jueves, agosto 17, 2006

KAPITULIEREN? NEIN!

“He cumplido con mi deber para con mi pueblo, mi deber como alemán, como Nacional-Socialista, como leal lugarteniente de mi Führer. No me arrepiento de nada. Si estuviera de nuevo al principio, volvería a obrar como obré, aunque supiera que al final haya de arder una hoguera para mi muerte en llamas”.

Hoy, 17 de agosto, se cumplen diecinueve años de la muerte de Rudolf Hess. Su existencia tuvo episodios enigmáticos, y hasta los motivos de su muerte sirvieron para la especulación. En 1987 los poderes mundiales declararon el “suicidio” de Hess, lo que sin duda resultaba ser un exotismo singular. Luego de esperar el paso de largos 46 años en prisión, de pronto Hess, un anciano de 93 años de edad, tuvo deseos compulsivos para suicidarse, lo que habría logrado colgándose a una barra de una cortina en una pequeña cabaña. Poco faltó para que se nos dijera que para lograr el suicidio, Hess había debido flectar sus piernas para no apoyarse en el suelo, hasta perder la vida.Lo cierto es que Hess fue asesinado en prisión, en una maniobra apresurada, realizada probablemente por el MI5 (el mismo organismo que hace pocos días “desbarató” una masacre aérea, recluyendo a 24 ingleses de origen pakistaní, a los que seguramente “cargó” con “evidencias”, mismas que nadie ha verificado y en las que muchos no creen en Gran Bretaña). Se dijo entonces, en los círculos no oficiales, que Gorbachov levantaría el veto soviético para liberar a Hess, el cual podría haber implicado a personas y organismos británicos en situaciones incómodas, muy incómodas.Sin embargo, el motivo más profundo para recordar a Hess, el ejemplo imperecedero que él nos dejó a nosotros, nacionalsocialistas del siglo XXI, es la lealtad.Al terminar la lucha militar en Europa, en 1945, miles ofrendaron su vida en los últimos combates, otros tantos se suicidaron ante la perspectiva del mundo que se instauraría a continuación de la desaparición del Tercer Reich; muchos más emprendieron una emigración forzada y sin retorno. Y de los millones que quedaron en atroz cautiverio, sólo uno seguía en esa condición después de veinte años del fin de los combates: Hess.¿Cuántas veces habrán tentado a Hess con una libertad ignominiosa, al precio de renegar del Führer y del Nacionalsocialismo, de refrendar las mentiras de los enemigos de la humanidad, como hicieron otros?Pero Hess se mantuvo firme en la luminosa idea proclamada por el Führer. Jamás capituló, jamás flaqueó, a pesar de torturas, de drogas y de sufrimiento inimaginable. Tuvo mil oportunidades para capitular, tenía una familia a la cual volver, un país al cual retornar a vivir en normalidad, como muchos hicieron.Hacia el final de los combates, en los muros de las ciudades alemanas comenzó a verse una nueva consigna. Ya no se hablaba de triunfos. La consigna era “Kapitulieren? Nein!”.Hess jamás capituló, y se transformó en un símbolo, una vida sustentada en el honor, que para él y para tantos camaradas, se llamó y se llama lealtad.



Hoffmann


En los grandes años


en 1985

Su tumba inspira el mayor terror en el enemigo


Los héroes no se olvidan

Kamerad Rudolf Hess:

Tu pueblo no te olvida, hay héroes que murieron en el combate físico, con un arma en la mano, pero tú fuiste al Walhalla con la más digna de todas las espadas en la mano, la espada llamada LEALTAD

UNSER EHRE HEISST TREUE

HEIL UNSER FÜHRER

HEIL RUDOLF HESS

SIEG HEIL

Tus camaradas, más allá del tiempo y el espacio

miércoles, agosto 16, 2006

¿PAZ?


Me entero, a través de Al-Jazeera, que el ejército libanés iniciará mañana el despliegue de 15.000 hombres en el sur de su país, aunque no procederán al desarme de Hezbollah, como se estipula en una resolución de la ONU fechada en 2004. También dice en ese sitio que la ONU enviará 3.500 hombres a la región: franceses, malasios, turcos y… alemanes. ¡Qué escenario! Los jóvenes nietos de la Wehrmacht finalmente desembarcarán en Medio Oriente. Ya me parece estar escuchando la gritería de la judería. Tal vez el SS-Mann Günther Grass podría ir como corresponsal de guerra.Respecto de cosas más serias, ya lo creo que el factor anímico jamás debe ser despreciado en un conflicto. Afganistán y Vietnam no se pueden explicar sólo por parámetros logísticos. El fanatismo es crucial. Esa palabra tiene hoy una connotación negativa, pero en la época del Tercer Reich no era así. Era una virtud. Ciertamente, no se necesita que una unidad combatiente esté compuesta por analistas internacionales o filósofos. No. Lo que se requiere es que sea un grupo de creyentes (en una religión, en una idea, en una visión del mundo), porque sólo así podrán creer en el triunfo, aunque la balanza material se incline completamente en contra.En el documental “Hamas behind the mask” se muestra, por ejemplo, que en la ciudad de Rafah los palestinos tenían un grave problema: desde una torre de vigilancia a unos cuantos cientos de metros en territorio israelí, los muchachos judíos mataban el tiempo jugando al tiro al blanco. El resultado del juego era, hasta la fecha de la filmación, de unos 60 palestinos muertos. La torre de vigilancia no era una estructura débil: era de hormigón armado y unos 30 m de altura, o más, parecida a una torre de control de un aeropuerto importante.La solución: Hamas cavó un túnel bajo la torre de vigilancia, puso 1.500 kg de explosivos y los detonó. Para lo último, se requería que dos voluntarios detonaran los explosivos in situ. Se despidieron seriamente de la cámara, pero llenos de destino en la mirada, y cumplieron la misión. La torre fue demolida y 15 soldados judíos murieron en la acción. El fanatismo como arma.¿Y el abastecimiento? Bien, hay suficiente dinero en ventas de petróleo como para que Hezbollah esté bien pertrechado. Y no sólo desde Irán. Si la psicología de algunos jerarcas árabes modernizados y occidentalizados es similar al hombre occidental que conocemos, entonces podrán lavar su conciencia desviando un mínimo porcentaje de esas enormes utilidades para comprar los Katiuška, los RPG-7 y los AK-47 que piden a gritos los sufrientes de Líbano y Palestina. Algo así como cuando los ricachones van a misa o como cuando la gente común y corriente entrega una limosna: un lavado de conciencia.Respecto a la tregua, pienso que en Judea debe haber un clima bien agitado. El “mejor ejército del mundo” admitió 156 muertos en sus filas, por lo que en realidad deben ser más de 400. Además, Hizbullah siguió bombardeando los asentamientos del norte de Israel, es decir, Olmert no cumplió su objetivo declarado. Tampoco pudo cumplir el objetivo de “rescatar al soldado Ryan x 2”. Lo único que pudo hacer fue bombardear criminalmente objetivos civiles y, en términos propagandísticos, hacer el ridículo.Un avance de 20 km en un mes, luchando contra una fuerza paramilitar y contando con el apoyo total de informaciones del Pentágono, es mucho menos que lo que hizo el ejército italiano en avance hacia el canal de Suez hace 66 años.¡Oh, el terreno! ¡Oh, las emboscadas! ¡Oh, los caminos! Hasta para hacer la guerra lloran los sionistas. También en eso son víctimas. ¡Oh, lamentación! En el canal de la BBC se pudo ver como un Merkava explotaba como si fuera de cartón, al encuentro con un nieto de los Panzerfaust. La escena no se repitió mucho en otros canales. ¿Dónde quedó el mito de la calidad de armas que Israel produce? No olvidemos que durante décadas, Chile confió la defensa del norte a unos vetustos Sherman que Pinochet compró, “reacondicionados” por Israel. No hubiese querido estar en el pellejo de los tanquistas chilenos de entonces.Si Bush declaró que Israel ganó la guerra, ya sabemos qué ocurrió en realidad. Un “bushismo” más.


Hoffmann

El "peligro del Islam"


Muchos europeos ven en el Islam un gran peligro pues pareciera que él le ha declarado la guerra a Occidente. Sin embargo hay que ser justos y tratar de ver las cosas desde las perspectivas verdaderas.

El Islam no está en guerra con Occidente, desde el momento que lo que hoy se conoce con ese nombre no corresponde más que a una imagen corrupta de lo que una vez fue el verdadero. Hoy el mal llamado occidente no es más que un conjunto de sociedades corrompidas por el hedonismo, el libertinaje y que adora a una divinidad que corrompió los cimientos de la Europa arcaica.

Occidente debe mirar hacia su propio interior si quiere ver al verdadero peligro, el verdadero demonio que lo está corroyendo día a día hasta ser irreconocible. No hay que seguir con el juego de la demonización del “otro”, pues cuando se actúa en forma tan obsesiva, es señal clara de que el mal está en el sujeto y no en el objeto.

Por otro lado, el Islam sí es un peligro en el sentido de que sí es una expresión real y auténtica del alma de los pueblos árabes, como lo es el Budismo o el Hinduismo en el lejano oriente. Por ello se hace atractivo para los occidentales, abandonados hace mucho tiempo a sí mismos y necesitados de grandes ideas.

Hoy en Occidente ya no se mira hacia arriba, todos son iguales, todo es chato, ninguna autoridad goza de prestigio. Las iglesias modernas son edificios que no buscan a la divinidad, los sacerdotes son pedófilos, los jueces y los políticos corruptos. Occidente mira hacia el suelo en lo espiritual. Esa es una de las razones más importantes por las cuales se buscan sustitutos de la fe perdida, entonces se ponen de moda el Reiki, el Feng Shui, el Budismo, el Yoga, la Kábala, etc. No sería de extrañar que ahora, los que han despertado del sueño mortal (el sueño americano), empiecen a abrazar al Islam como salvador. Si bien el Islam tiene fuerza y es verdadero para los árabes, los occidentales debemos mirar hacia lo que perdimos antes de que el cristianismo cortara nuestras raíces.

Sin embargo, no abogo por una vuelta ingenua hacia el ritualismo pagano precristiano, pues nada sacará Occidente con tratar de volver a vivir en los bosques y en las cavernas. De partida, no hay tantos bosques par albergar a tantos hoy en día y sería un crimen ecológico.

Occidente debería reinventar sus propios ritos, revivificar a los antiguos Dioses y creencias, resucitarlos con ropajes nuevos pues la inocencia está perdida y si a los niños aún podemos hablarles de los Dioses en las nubes, ascendiendo a Asgard por encima del arco iris, los adultos ya no los vemos. Pero crear nuevos-antiguos ritos, crear y criar a las nuevas generaciones en el valor de su estirpe, del nuevo mito de Occidente, eso podría ser productivo y sano si se hace con honestidad. Desgraciadamente no es algo que pueda partir desde los gobiernos ni los poderes de facto pues ellos son los más interesados en destruir el alma de Occidente. Sin embargo es cierto que mientras estos mitos no generen leyes de estado, nada se habrá logrado.

Eso es lo que pretendió hacer el Nacionalsocialismo, salvar a Occidente desde sus propias raíces, sin recetas ajenas. Por ello tantos andan buscando sobre los secretos de la “mística nazi”, sin saber que el misticismo se estaba creando y que para encontrar las raíces, basta con buscar con sinceridad en las propias raíces de cada uno de nosotros.

Resulta increíble que los ritos del nacionalsocialismo sean tan extraños a los occidentales, porque son ritos que nuestros ancestros realizaban, son ritos solares, de fertilidad, naturales. El que la gente no los reconozca habla del desarraigo total de nuestra sociedad respecto de los verdaderos valores naturales y tradicionales de Occidente.

Desgraciadamente no fue posible, los intereses del dinero, y las ansias de destruir en beneficio de la deidad demoniaca, fueron capaces de construir más aviones y tanques, ya que no mejores ideas. De otro modo, si los aliados hubiesen tenido un plan mejor para el mundo, ya lo hubiésemos sabido.

Welsung

El tambor de hojalata


Por estos días Günter Grass ha sido vilipendiado y estigmatizado por su participación en las SS. La histeria ha llegado a tanto que se le ha pedido que devuelva el Premio Nobel de literatura.

Algo un poco más suave ocurrió con el entonces cardenal Ratzinger, ahora Benedicto XVI. Los católicos, olvidando los dogmas de la iglesia a la cual dicen pertenecer, gritaban a voz en cuello que el “Papa Nazi” no les gustaba, como si no se supusiera que es el “Espíritu Santo” y no ellos el que elige al Papa. De tanto discurso democratizador, olvidaron que la Iglesia católica es jerárquica y totalitaria.

Pero la pregunta principal es ¿por qué tanta alaraca? En el caso de Ratzinger y de Grass, sus pasos por la SS no fueron más que tangenciales, sin importancia. Obviamente no habría ninguna culpa en ellos de participar en una entidad que luchaba sin cuartel por la defensa de su patria. Por otro lado, ambos (y muchos otros), han renegado de su pasado.

Pero, ahí está justamente el problema, los miembros del sistema, los representantes del liberalismo sin patrias, sin dioses, sin moral, siempre han querido hacer aparecer al Nacionalsocialismo como impuesto a Alemania, como si en un lado hubiese estado el Partido y en otro, sojuzgado y engañado, el pueblo alemán.

La imagen de un Nacionalsocialismo dirigido y ejecutado por locos depravados, que mantenían prisionero ideológicamente al pueblo, empieza a flaquear si empiezan a aparecer personas tachadas como “decentes”, que abrazaron la causa. Es fácil explicar el engaño de la gente de la calle, pero no el engaño a un futuro Papa o un futuro Premio Nobel. Entonces los creadores de la imagen que el mundo tiene sobre el Nacionalsocialismo, empiezan a temblar porque la tesis de la locura colectiva, depravación y sojuzgamiento se vuelve más y más difícil de sostener.

Esa es una de las razones por las cuales se mantiene oculto que no sólo Ratzinger y Grass participaron, que en realidad muchos exponentes de la mayor cultura universal estuvieron con el Nacionalsocialimo y que incluso muchos de ellos murieron sin haberse retractado jamás. ¿Qué ocurriría si fuera vox populi, y no sólo comentado en voz baja en algunos círculos cultos, que Werner Heisenberg (premio Nobel de Física), Martín Heidegger uno de los mayores flósofos modernos, Knut Hamsun (premio Nobel de Literatura), Ezra Pound el gran poeta Norteamericano, Herbert von Karajan el gran director, fueron todos miembros activos del Partido Nacionalsocialista? No sólo eso, Heiddegger jamás quizo retractarse aunque Marcuse se lo pidió explícitamente, Hamsun fue arrestado y escarnecido hasta su muerte sin que se arrepintiera jamás; Pound fue metido en una jaula al aire libre y después lo llevaron un sanatorio para enfermos mentales. encerrado como un loco ¡él, uno de los más grandes poetas!.

El Nacionalsocialismo no es la imagen de la banda de matones y locos que el enemigo siempre ha planteado y que además, grupos de verdaderos matones han comprado para satisfacer sus prpias bajezas, vistiendo los sagrados uniformes de hombres libres que lucharon por los ideales de grandeza que hoy nuestra sociedad echa tanto de menos. El nacionalsocialismo era belleza, grandeza, nobleza y lo sigue siendo en el corazón de muchos que seguimos combatiendo por la memoria de nuestros camaradas muertos en la Gran Guerra, guerra que aún no termina y que no terminará mientras uno de nosotros siga con vida.
Lo que el enemigo más teme es que la gente se de cuenta que el gran tambor con que han proclamado la derrota del Nacionalsocialimo y con que han acompañado su discurso de mentiras, no es más que un “tambor de hojalata”


Heil Hitler ¡!

Sieg Heil ¡!

domingo, agosto 13, 2006

Nadie se acuerda

El otro día, comentando con una persona a la que conocía en forma superficia, la situación de El Líbano, me dijo: "no entiendo por qué lo de Medio Oriente, no son todos iguales, judíos y árabes?"

Esa frase esconde una realidad inquietante, la gente no sabe el por qué de la historia reciente de la violencia en Palestina y sus alrededores. Porque es necesario recordar y saber para emitir juicios correctos, aclaremos algunos puntos en forma muy somera:

1) Israel dice que atacan “su” territorio, eso es mentira. Israel ocupa territorio palestino desde hace ya más de sesenta años. Ni siquiera el robo de la división de la Palestina es respetado





Partición arbitraria de la Palestina, realizada por la ONU, en realidad obligada por Estados Unidos y el sionismo que lo controla, sin preguntar a los habitantes que legítimamente vivían ahí.
















Situación actual, donde puede verse que la población de Palestina ha sido arrinconada e la franja de Gaza y en Cisjordania, donde además son atacados constantemente por el ejército de ocupación de Israel.

Puede verse que cuando Israel reclama que "su" territorio es atacado, como la ciudad de Nahariya, es una patudez criminal, solventada por la ignorancia y ceguera de todo el mundo.













2) La ONU dividió la Palestina en 1947 y se la entregó a la comunidad judía internacional, la cual reclamaba ser los descendientes legítimos del Reino de Israel ¡después de 2000 años!
La población judía obtuvo el 55% del territorio, incluyendo las mejores tierras de cultivo y pastoreo, cuando en realidad sólo le pertenecía menos del 6%. Los palestinos que habían vivido en esos territorios por milenios, se opusieron y sólo ganaron ser masacrados por los grupos terroristas sionistas como Irgún y Stern, donde participaban entre otros famosos Menachem Begim y Simón Wiesenthal.



Recordemos que Hizbulláh, que significa “El partido de Dios”, nace por el terror que Israel sembró en el líbano durante más de veinte años.




Muerte en Sabra y Shatila, bajo el terror de Israel y sus aliados durante la anterior ocupación de El Líbano








3) Israel dice que no lo reconocen, pero es él el que no reconoce el derecho a existir de la nación palestina, a la cual ha robado, matado y sojuzgado por más de 60 años.
Mujeres, niños y ancianos son arrestados sin atenerse a ningún derecho más que a la fuerza bruta














¿Dónde está Amnistía Internacional, dónde la Cruz Roja, dónde las Naciones Unidas, las mismas que crearon Israel?


Las familias lloran por la destrucción de sus hogares mientras que los colonos judíos gozan de la protección absoluta.









4) Los Palestinos fueron expulsados de las tierras de sus antepasados por el país inventado sobre un mito. ¿Son estos judíos los mismos de los tiempos de David? ¿Cómo sería esto posible a menos que hayan practicado un racismo extremo durante 2000 años? ¿Pero no son lo judíos los que reclaman contra el racismo en todo el mundo?

No entiendo, o el judaísmo es una religión y en ese caso no tienen dereco sobre Palestina más que el que tienen cristianos y musumanes, o son una nación que dispersa por todo el mundo durante 2000 años mantuvo su pureza étnica, haciendo uso de una endogamia contraria a los que los "sabios" israelíes mantienen para el resto de las naciones. En cualquier caso, Israel miente



Palestinos expulsados de sus tierras en nombre de un mito judío.

¿Son los judíos de hoy los mismos de los tiempos de Nerón? ¿Cómo sería eso posible sin endogamia y racismo, mismos que dicen combatir y de los cuales se dicen víctimas?





5) Hoy israel dice que hace lo que hace por dos soldados raptados por Hizbulláh. ¿Y los diez mil palestinos raptados por Israel y mantenidos en cárceles sin juicios, sin posibilidad de defensa?














6)
Se dice que esta guerra la causó Irán para desviar la atención. De la misma forma se podría invertir el argumento y decir que fue Israel para esconder las masacres diarias en Gaza, incluyendo el bombardeo de una playa en la que murieron familias enteras que disfrutaban de un fin de semana. O que fue Estados Unidos para distraer de su fracaso en Irak

















¿Por qué Israel jamás es sancionado?

¿Por qué Estados Unidos le presta armas y soldados?

¿Sabía usted que muchas armas que se esgrimen contra El Líbano son operadas por
soldados de Estados Unidos?

¿Qué poder tiene Israel sobre los gobernantes del mundo?

¿CUÁNTO VALE EL SHOW?


Es cierto, ha habido ataques ejecutados por hombres y mujeres que se autoinmolan. El sistema ya ha establecido la equivalencia entre “musulmán” y “terrorista”, aceptado mansamente por las masas, tal como acepta otras consignas tales como las de la economía capitalista. Un somero análisis psicológico, sin embargo, da por tierra con la pretendida conspiración para derribar en vuelo al menos diez aviones de pasajeros que se dirigirían ayer, 10 de agosto, desde Londres a Estados Unidos el día de ayer. Se “informó” que 24 personas estaban detenidas por preparar el atentado, que se habían “encontrado” cintas de video en las cuales algunos de ellos se despedían de sus familiares, etc., etc., etc. ¿Quién se puede inmolar? ¿Quién podría creer que las circunstancias que lo rodean podrían mejorar a través de su sacrificio? Porque no se trata de suicidios producto de una depresión psicológica profunda. Ciertamente, no. ¿Quiénes ya se han inmolado? En forma rápida surge una respuesta preliminar: palestinos y chechenios. ¿Qué tienen en común? Son musulmanes. Y hasta allí llega el análisis que satisface a las masas. Claro, también pueden tener en común la anatomía, o las funciones cerebrales, o los pasatiempos, si es que los tienen, o cualquier requisito que cualquier ser humano cumple. Los hombres y mujeres que se han inmolado para golpear al enemigo han vivido toda su vida en contacto con la muerte, han visto morir a padres, madres, hermanos, hijos; han visto morir a sus parientes ignominiosamente, han vivido cada día a la espera de la propia muerte, humillados, aplastados, impotentes ante la matonería de israelíes y rusos. ¿Qué más podrían perder? Pero ciudadanos británicos de origen pakistaní, musulmanes tal vez, criados y muchos de ellos nacidos en medio de una sociedad que en general tolera las diferencias raciales, disfrutando de la abundancia de bienes materiales, insertos en una sociedad que ama el placer, el hedonismo, el entretenimiento. Y, casualmente, el asunto le viene de anillo al dedo a Bush II, quien inaugura el nuevo término oficial de la propaganda mundialista: su enemigo son ahora los “fascistas islámicos”. No está de más releer a Orwell y su “1984”. En este caso el lobo parece cerdo, huele como cerdo, corre como cerdo, chilla como cerdo, pero el Hermano Mayor ya anunció que se trata de un lobo. A otro perro con ese hueso.


Hoffmann

Acostumbramiento


Las víctimas libanesas de los crímenes de guerra que ha cometido la entidad sionista ya superaron el número de mil. Van ya cuatro semanas de ataques cobardes. El tiempo ha pasado. El tiempo, según pretende la entidad sionista, es el mejor aliado para consolidar sus posiciones.

Han pasado casi sesenta años desde la partición de Palestina. La entidad sionista ocupa hoy un territorio de una superficie de más del doble que entonces obtuvo de su brazo mundial. Después de sesenta años ya son pocos los que recuerdan los límites establecidos por la ONU; sólo se tienen en mente los límites que se han visto y, claro, para alguien de 20 años de edad, seguramente debe tener en mente (y considerar como legítimos) los límites que hoy aparecen en los mapas.

Y si tan sólo se tratara de mapas… Pero hay cientos de miles de hombres y mujeres, de toda edad y condición, que debieron abandonar sus tierras, su cultura y su historia para salvar el pellejo (privilegio de algunos). Todos esos desplazados de modo forzado, viven en otros países, en territorios que no son parte de su patria. Deambulan como fantasmas, pues su espíritu sigue merodeando, penando, en Palestina.

Mientras tanto, la entidad sionista sigue expandiendo sus límites, apelando al tiempo para cansar a sus vecinos. Jordania hace años renunció a la ribera occidental del Jordán (Cisjordania); Siria hace décadas que no recupera las alturas del Golán; Líbano seguramente deberá ceder una franja de veinte o treinta kilómetros, o lo que los sionistas consideren adecuado, en su territorio meridional.

Pasa el tiempo y las personas se acostumbran. El acostumbramiento permite sobrevivir. Pero, en ocasiones, sobrevivir sin dignidad no es posible.

Han muerto más de mil libaneses, civiles indefensos y sin preparación militar. De ellos, más de trescientos son niños y niñas. “¡Qué terrible!”, podría exclamar alguien de buen corazón. Pero es terrible sólo en teoría, es sólo un número.

Imagine, desocupado lector, una fila de más de trescientos cadáveres de niños, semicubiertos por mantas y frazadas. Imagine los pequeños cuerpos uno al lado del otro. ¿Terrible?









Tal vez no tanto, son tan numerosos que los detalles se pierden. Haga un zoom, estimado lector, mire “sólo” los cincuenta primeros cadáveres. ¿Estremecedor?
















Un poco más que antes, pero su mente aún sigue funcionando con normalidad. Por favor, un nuevo zoom. Mire los cinco primeros cadáveres. Ahora un leve estremecimiento recorre su alma. Son distinguibles algunos detalles en los cadáveres, algo de la identidad de cada uno de esos niños y niñas emerge desde esas imágenes. ¿Es suficiente?



No. Concéntrese, atribulado lector, sólo en el primer cadáver. Obsérvelo, vea los detalles. ¿Era un niño pequeño o grande? ¿Alto o bajo? ¿Su cabello era rizado o liso? Mire a los ojos de ese niño, mire y vea los sueños truncos, cortados definitivamente porque algún teórico en Tel Aviv, o en Nueva York, consideró que el territorio que dispone la entidad sionista le resulta demasiado estrecho. Mire esos ojos que ya no miran, pero que acusan. Mire las manos que ya no construirán pequeñas historias con juguetes y muñecas. Mire los pies que ya no correrán.

Algún teórico en Tel Aviv, o en Nueva York, considerará lo acontecido como un “beneficio marginal”, ya que los niños que se crían bajo el terror israelí podrían, probablemente, transformarse en militantes de Hezbollah o de Hamas al pasar a la adolescencia (recomiendo ver en HBO [¡sí, en HBO!] el documental canadiense “Hamas behind the mask”).

Mire a ese pequeño cadáver en la foto, que hoy debe descomponerse en una fosa común cavada apresuradamente, y luego mire a sus propios hijos, si los tiene, o a algún niño que conozca… porque probablemente Ud. debe conocer al menos a un niño.

Ahora Ud. va comprendiendo qué quiero decir. No se trata de números en un papel.

No se acostumbre a ver niños muertos.


Hoffmann

viernes, agosto 04, 2006

Misiles Kosher








En algún sitio judío se define:

"La palabra hebrea "Kashrut" se refiere a las leyes dietéticas judías, que se deriva de la palabra "kosher", que significa apto o apropiado. A diferencia de lo que comúnmente se cree, el kashrut no se refiere a un tipo específico de comida, sino que a un sistema de revisión de alimentos de acuerdo al ritual judío y cuyo significado está determinado por un conjunto de criterios religiosos preescritos en la Torah (Pentateuco). Dichas leyes buscan establecer un regimen que beneficie al cuerpo y al alma, para lograr un equilibrio tanto físico como mental."

En estos días hemos visto cómo los rabinos de Israel se han estado procupando de que los productos de "su país" sean apropiados y que se elimine a todos los elementos "impuros". De hecho hay un nuevo producto que se ha agregado a la lista de estos apropiados elementos: los misiles que se lanzan sobre la población de El Líbano, entre las que se cuentan las prohibidas bombas de racimo. A continuación se puede observar el celo con que se vigila el uso de este nuevo producto:

Se inspecciona cuidadosamente el producto:

Se asegura la calidad

Se supervisa la correcta aplicación:

Se eliminan los elementos "impuros":



LA ALEGRÍA DEUN GRAN RESULTADO QUE BENEFICIA AL ALMA: