Welsungsraum

"Hazte fuerte en los viejos sueños para que nuestro mundo no pierda la esperanza". Ezra Pound "Ich lehre euch den Übermenschen. Der Mensch ist Etwas, das überwunden werden soll. Was habt ihr getan, ihn zu überwinden?". Nietzsche

viernes, abril 28, 2006

La realidad, desde nuestra alma 5


II. La realidad que no vemos


II.1.- El Anima:

El Anima es aquella parte de la psiquis humana que puede guiar al hombre hacia su centro virtual, el Selbst. Ella puede mostrar el camino que lleva desde las profundidades (el infierno de Dante) del inconsciente, hasta las más altas cumbres concebibles, es una función de la psiquis que puede enseñar el lado femenino al Ego, puede dulcificar el camino, puede mostrarle al hombre "la cara oculta de la Luna". En las mitologías , religiones, cuentos y literatura ha estado siempre presente, es Beatriz de Dante, La Bella Durmiente, es la Shakti de Shiva, Brunhilde para Siegfried, la Amada para los caballeros y trovadores, era Lilith para Adán, es la Valkiria que nos lleva al Walhalla, etc. Ella es la consejera, guía y compañera que hay que despertar para que nos lleve hacia el Centro de nosotros mismos. Sin embargo, como toda la realidad, también puede ser fatal, engañosa y cruel pues también es una bruja, la Loreley germánica, las Sirenas de Odiseo, Kali para Shiva, She en la obra de H. Rider Haggard, la femme fatal,etc. De modo que también debe uno cuidarse de ella. ¿De dónde aparece esta figura?Es la prefiguración de lo femenino en el hombre, existe una imagen colectiva hereditaria de la mujer en el inconsciente del hombre, se alimenta luego de la imagen de la madre, la hermana y todas las mujeres que nos rodean desde la niñez, aparece tomando las riendas de la conciencia cuando el hombre se deja llevar por su creatividad, por su capacidad de creación estética, lo cual está muy bien y debe dejarse fluir pues a los hombres nos da completitud, hay que recordar que un buen guerrero suele ser también un buen poeta, en el amplio sentido de la palabra. Sin embargo, a veces la represión exagerada de estas características puede llevar a desencadenar el lado oscuro de lo femenino y por ello el Anima grotesca puede tomar las riendas y convierte a los hombres en celosos, crueles y lo que es peor, probablemente sentirá celos de la mujer exterior y la maltratará, tratando de alejarla de "su hombre", que a esta altura estará convertido en un esclavo de sus emociones desbocadas y sobre las cuales ya no tiene control. En la vida real, el inconsciente nos "habla" en símbolos a través de los sueños o las ensoñaciones en vigilia, es por ello que los sacerdotes antiguos observaban cuidadosamente sus sueños o buscaban estados especiales de conciencia en que los contenidos del inconsciente fueran capaces de aflorar sin el filtro de la conciencia, el Anima a veces parece en sueños, puede aparecer como una mujer que maneja el auto en un viaje, como una guía en el camino u otras formas. Por otro lado, en vigilia el hombre siempre anda buscando un rostro para su alma, por eso ocurren algunas veces esas fascinaciones repentinas, que pueden llevar a la cuasi locura, el Anima a veces dice "Deja todo y sígueme", el problema es que uno se puede casar con su peor lado, esa es una explicación para esos matrimonios raros que se pueden observar. El Anima es compleja (como toda mujer) y hay que aprender a tratar con ella, evitar su lado obscuro y aprender de su lado luminoso. Si todo va bien, llegará un momento en que el hombre ya no la ve afuera pues la ha integrado a su individualidad y podrá decir "yo soy tú". Entonces estará listo para tomar el "Cielo por asalto", lo cual es una batalla inmensa y nada fácil, donde es más fácil sucumbir que triunfar, pero podría ser que un día ese Hombre se siente junto a su Amada en torno a la Mesa Redonda, en el asiento número trece, el Asiento peligroso, porque habrá vencido y será uno de los Caballeros del Rey Arturo.






II.2.- El Animus

Así como todo hombre tiene una imagen prefigurada de la mujer, toda mujer tiene una imagen prefigurada del hombre. También tiene un lado luminoso: es el príncipe que la despierta, es Lohengrin que ha venido a salvarla, es Cristo para Magdalena, es Siegfried para Brunhilde, etc. Y, por supuesto puede tener un lado obscuro: es Barba Azul, El Holandés errante, es la bestia en la Bella y la Bestia, etc. Esta figura se alimenta en la niñez de la imagen del padre, de los hombres que rodean a la niña y una de las crisis más complejas que debe vivir una mujer es el momento en que el Animus debe cambiar de rostro, debe alejarse del padre para encontrar al Héroe que la pueda guiarla hacia sí misma. En La Walkirya de Wagner, hay un diálogo muy hermoso entre Brunhilde y Wotan en que puede sentirse muy bien ese drama. Ella deja de ser la vieja voluntad del Padre, para buscar su propio camino, entonces el padre debe dejarla a su destino, para que el Héroe correcto transforme a esa figura etérea de Walkirya en una Mujer de carne y hueso. Como tengo una hija, sentí muy claramente ese pasaje y debo reconocer que me emocioné profundamente "recordando el futuro".Hay una diferencia entre el Anima y el Animus, así como los hombres suelen tener tendencia a la poligamia en la vida en vigilia, la mujer posee un Animus que en general es colectivo, es decir tiene pluralidad, son muchos hombres. En sueños puede ser un grupo de amigos, compañeros de curso, etc. y en la vigilia, la mujer buscará un hombre que pueda cumplir muchos roles, amigo, amante, héroe, padre, duro y viril, al tiempo que tierno y cariñoso, etc. Por supuesto que no existen hombres reales perfectos y ese es una de las razones para los desencuentros de las parejas, tendemos a exigir de nuestra pareja que sea capaz de encarnar siempre y en todo lugar al Anima (los hombres) y al Animus (las mujeres), entonces perdida la fascinación inicial viene el desencanto progresivo.El lado luminoso del Animus hará de la mujer una persona segura, fuerte interiormente sin dejar de ser femenina y suave por fuera, estará completa, lista para iniciar la tarea superior junto a un hombre, también completo.El lado obscuro del Animus puede tomar las riendas de una mujer y entonces ella comenzará a recitar frases apodícticas: "esto se hace así", o juicios atribuidos a otras personas: "mi madre siempre dijo que…", pues el Animus (que es irracional pues es inconsciente), simula o parodia a un grupo de jueces que dicta sentencia. Las peleas entre las parejas, si se miran desde afuera, pueden ser muy divertidas porque se puede observar al hombre poseído por su Anima en una actitud de telenovela barata, sintiéndose atacado, usado, etc., peleando con la mujer, que a su vez está dominada por su Animus que se dedica a dictar juicios draconianos sobre lo que debe ser y lo que no. Ninguno se escucha pues se trata de peleas entre entidades irracionales.Por supuesto que la mujer puede hacer las paces con su Animus y transformar a la bestia en un príncipe, entonces él le mostrará el castillo y el ala "oeste" de ese castillo dejará de ser tenebrosa y podrá ser ocupada por la mujer que ahora tendrá acceso a toda su "casa" psíquica.Es importante entender cómo funciona nuestra mente pues cuando juramos lealtad a nuestros Dioses, cuando nos comprometemos, debemos estar seguros que el que lo hace somos nosotros y no estamos excitados momentáneamente por la posesión de alguna fuerza interna que luego va a desaparecer y nos va a dejar con un compromiso que nos molesta, que no sentimos como propio, lo que es correcto pues no fuimos nosotros quienes lo hicimos. Un hombre o una mujer que no sean dueños de sí mismos, no pueden prometer.Descubrimos entonces la misión de una pareja, él debe ayudarla a ella a construirse a sí misma y ella debe ayudarlo a él, cada uno se enamora de la imagen de su Anima y Animus, cada uno se casa con él mismo o también puede interpretarse que hombre y mujer se aman en el exterior, mientras que Anima y Animus se aman en el exterior, el asunto se revela como una dinámica de cuatro que forman una totalidad, una unidad de combate completa e inquebrantable. Si el tema ha resultado interesante, puedo seguir desarrollándolo en torno a otras figuras del inconsciente, su relación con los Dioses o métodos que se muestran en la Alquimia para lograr este Hieros Gamos, que logra la unión de los contrarios.


continuará


Welsung

Lamento Welsungo


¿Cuántas veces no creímos haber encontrado lo perdido?, pero sólo habíamos encontrado la piel del lobo, del Gran Lobo, nuestro padre. Pero la piel del lobo no es el Lobo mismo.

Welsung


"No puedo llamarme "Friedmund"
yo quisiera llamarme "Frohwalt,"
pero debo llamarme "Desgraciado." "Wolfe" fue mi padre;
vinimos juntos al mundo mellizos, mi hermana melliza y yo.
Pronto desaparecieron mi madre y mi hermana;
a la que me dio el ser y a la que conmigo nació,
apenas llegué a conocerlas...

Belicoso y fuerte era Wolfe; se granjeó numerosos enemigos.
El anciano salió de cacería con el joven: al regresar de cazar y depredar, encontramos el hogar de Wolfe vacío.
La suntuosa sala reducida a cenizas, reducido a un tocón
el florido tronco del fresno; abatido el aguerrido cuerpo
de mi madre, tragada por las llamas la huella de mi hermana.
Nos pusieron a prueba la amarga necesidad nuestros enemigos.
El anciano huyó conmigo, proscrito; largos años vivió el joven
con Lobo en el agreste bosque; algunos pretendieron darnos caza,
pero la pareja de lobos se defendió valerosamente.
Un lobezno es quien acaba de contarte todo esto; son ya muchos
los que me llaman "Wölfing".

Nuestros enemigos cayeron de nuevo sobre nosotros.
Muchos de ellos perecieron bajo nuestras garras
y otros huyeron al bosque como si los llevara el viento.
Pero fui separado de mi padre; perdí su rastro:
sólo una piel de lobo hallé en el monte;
yacía vacía ante mí, no encontré a mi padre.
Abandoné presuroso el bosque, en busca de hombres y de mujeres.
A cuantos hallé, si les pedía amistad o solicitaba a una mujer,
me volvían la espalda, la desgracia se abatió sobre mí.
Lo que yo juzgaba bueno, para los otros era malo;
lo que a mí me parecía malo, los demás lo aprobaban.
Adondequiera que fui hallé pendencias, adondequiera que fui
hallé ira; si ansiaba deleite, sólo encontraba aflicción;
por eso tuve que llamarme "Wehwalt", sólo causo aflicción"


Richard Wagner


miércoles, abril 26, 2006

La realidad, desde nuestra alma 4


I.6.- La estructura del inconsciente

Recordemos que hemos dicho que nuestra psiquis es una realidad mucho más compleja de lo que a menudo se piensa. Normalmente nos creemos dueños de "nuestra casa", sin embargo igual que en el caso de poltergeist, nos damos cuenta que lo que suponíamos ordenado y seguro, aparece de improviso desordenado y a veces incluso roto. No sabemos "¿cómo ocurrió que me enojé de esa forma?", "¿cómo puede ser que esté tan deprimido si todo iba bien?", "no sé por qué, pero hoy me siento feliz". Frases como esa son típicas de cualquier ser humano. La pregunta entonces que cabe hacer es ¿quién anda ahí?. Otras frases típicas de cuando alguien se comporta en forma desusada son "¿qué se le ha metido?", "está fuera de sí", "está como poseído", el flocklore popular "entiende que el individuo ha sido raptado por algo más poderoso que el Yo habitual, ¿quién es? La psicología freudiana supone que la estructura de la psiquis se compone fundamentalmente de dos compartimentos: conciencia e inconciencia. La conciencia es aquella parte de mi ser que manejo habitualmente y conozco en todo detalle. La inconciencia es algo así como el desván de la casa, donde se guardan las cosas que ya no sirven y que en realidad molestan en el diario vivir. Así fue como se descubrió que aquellas experiencias que dañaban el diario vivir, que provocaban lo que los psicólogos llaman trauma, se guardaban en el inconsciente. Lo malo es que estos contenidos tienen energía propia y salen a molestar, de modo que a veces nos hacen sentir mal o hasta enfermar. Aquí creo que es importante decir que no hay nada peor que creer que las enfermedades psicológicas son "sólo psicológicas" y por ello no tienen importancia. De hecho, más allá de lo meramente clínico, como veremos más adelante tiene una importancia vital la construcción de una psiquis total en términos de unificar toda nuestra psiquis y usar "ambos lados de la moneda". Fue Jung el que se dio cuenta que el inconsciente no sólo contenía experiencias personales, pues aunque uno lo vaciara, haciendo conscientes sus contenidos, a través de técnicas del psicoanálisis que no son de tratar aquí, el inconsciente seguía produciendo sueños e imágenes que escapaban al diario vivir y al campo de la experiencia consciente. Entonces surge la teoría junguiana de estructura de la psiquis en que ésta se compone de una pequeña parte que es nuestra conciencia, un mundo de semi sombra que es el inconsciente personal y una parte profunda, obscura que llega con sus raíces hasta los orígenes mismos de la vida que es el inconsciente colectivo.El inconsciente colectivo también está habitado, pero ya no por las experiencias individuales si no que por elementos arcaicos que al parecer pertenecen a la estructura misma de la psiquis humana, estos elementos son los llamados arquetipos. Estos arquetipos podrían asemejarse a las Ideas de Platón o a los Númenes de Kant, sin embargo Jung concluye que son mucho más que eso pues son activos y tienen energía propia, son algo así como preformas de la realidad psíquica humana que dejan su impronta en todo lo que pensamos y actuamos. En palabras de Jung:"El concepto de Arquetipo… se deriva de la observación repetida varias veces de que por ejemplo los mitos y los cuentos de la literatura universal contienen siempre en todas partes ciertos motivos. Estos mismos motivos los hallamos en las fantasías, sueños, delirios e imaginaciones de los individuos actuales. Estas imágenes y conexiones típicas se designan como representaciones arquetípicas. Tienen, cuanto más claras son, la propiedad de ir acompañadas por vivos matices afectivos… Impresionan, influyen y fascinan. Provienen de un arquetipo imperceptible en sí mismo, de una pre-forma inconsciente que parece pertenecer a una estructura heredada de la psiqué, y puede, a causa de ello, manifestarse en todas partes como fenómeno espontáneo… el arquetipo es un elemento vacío en sí, formal, que no es sino una facultas praeformandi, una posibilidad dada a priori de la forma de representación." (Memorias, Sueños yPensamientos).

Debo agregar que estos motivos están presentes también en la ciencia, pues, por ejemplo, en Física Teórica el motivo deTotalidad y las estructuras trinidad y cuaternidad están muy presentes. Existen varias capas en este inconsciente, al parecer existe una capa muy profunda de la cual no conocemos su origen y la compartimos con todos los seres humanos, por el sólo hecho de ser humanos. Probablemente exista también una capa más profunda aún que compartimos con los animales, vegetales y minerales, en fin con la Naturaleza misma en sus estructuras más básicas. El inconsciente es por definición indiferenciación, de modo que en él todos los opuestos se tocan y la obscuridad, en el sentido de racionalidad mezclada con irracionalidad no permite estructurarlo. Sobre la capa más profunda, se puede determinar la existencia de una zona más diferenciada que ha sido formada por la diferenciación de las razas (o etnias para no tocar un problema espinoso), pero es el mismo Jung en su libro "El Yo y el Inconsciente colectivo" el que lo menciona. De acuerdo a Jung, esto se produce por una diferenciación progresiva de los pueblos. Se podría creer (tal vez), que se trata de pueblos creados por distintos dioses en torno a una preforma humana general. Finalmente llegamos al inconsciente personal y de ahí saltamos a la conciencia, racional clara e individual. Sin embargo, parece que el Yo que nos es tan caro, no es una estructura dada a priori, parece que este Yo o Ego es un fruto bastante novedoso en la historia humana y casi exclusivo del mundo occidental, es por eso bastante frágil y puede ser destronado fácilmente por otros contenidos de la psiquis. De hecho hay pueblos en Asia y pueblos muy primitivos que no tienen idea de la individualidad y su conciencia es más bien grupal. A ellos, sobretodo, les chocan nuestras estructuras tan hechas para individuos porque ellos "piensan" en colectivo. Por otro lado, los hindúes no creen en la existencia real del Yo y buscan la fusión del individuo con la divinidad en un gran abrazo de indiferenciación. Ahora, Jung descubrió que existe otro centro de la psiquis, un centro virtual que está equidistante de la conciencia y el inconsciente y por ello tiene toda la capacidad racional y el manejo de los contenidos inconscientes, es el Centro Virtual, el Círculo cuyo centro está en todas partes y su circunferencia en ninguna: el Sí Mismo (Selbst). Existe una fuerte tentación de identificar a los contenidos del inconsciente profundo con las imágenes internas de los Dioses y al Sí mismo como Cristo para los cristianos o podría ser Wotan para los odinistas. Sería como la imagen interna del Dios o su impronta, aquella que las sagas nórdicas relatan que se les dio a aquellos troncos que los Dioses encontraron y transformaron en humanos. Esto no desvirtúa la divinidad de los Dioses ni eleva la psiquis humana a una especie de entelequia, eliminando su espiritualidad. Lo que se dice es que Toda laNaturaleza, incluyendo a la mente humana, está marcada por el molde que le dio vida. La gran misión de un ser humano, de acuerdo a Jung es la individuación, es decir trasladar el punto de conciencia hacia el Selbst de modo de construir en ese punto virtual el centro de unIndividuo real, que puede usar su Pensamiento (el cuervo Hugin de Wothan) y su Memoria ancestral (el cuervo Munin de Wothan). Para lograr este objetivo hay que conocer otras estructuras que habitan el inconsciente y que aparecen a cada rato en nuestra vida (a veces controlándolas) y que podemos ver personificadas sobre todo en los sueños. Ellos son: "La Sombra", "El Anima" y el "Animus", "El Héroe", "El Mago", por nombrar algunos.


Continuará


Welsung

martes, abril 25, 2006

La realidad, desde nuestra alma. 3


I.5.- El lado obscuro se defiende:

Desde los tiempos prehistóricos el mundo pareció estar dividido en dos mitades. Occidente significaba la cultura de la razón, de las estructuras lógicas, de la moral victoriana, etc. Oriente representó siempre la Terra Incognita en los mapas. Poco o nada se sabía del oriente. Reinos de fantasía, animales exóticos eran imaginados más allá de donde sale el sol. Por otro lado sabemos que Oriente desarrolló la vida colectiva e instintiva más que la razón y la individualidad. Mientras que acá desarrollábamos la lógica aristotélica, allá los sabios bebían de las fuentes del inescrutable Tao. Así vemos que el mundo en su totalidad eran una buena representación de lo que hemos encontrado en nuestra propia mente. Una vez más “lo que está adentro está afuera”.

A pesar de la separación geográfica y cultural, siempre hubo un flujo ganancioso entre las visiones de ambos sectores del mundo. No se puede negar la influencia beneficiosa que las culturas orientales ejercieron en la Grecia clásica introduciendo el “desorden” necesario dentro de la lógica pura, que le dio una vitalidad mucho mayor. Por supuesto que no toda incursión de lo inconsciente es inocua; a veces las apariciones de bandas de tártaros y hunos causó fuertes estragos en la naciente cultura occidental. Esto también lo podemos ver en nuestra mente; a veces un impulso inconsciente puede llevarnos a la gloria si es un impulso creador, por ejemplo una idea brillante en Ciencia o una obra como la obra de un Mozart, pero puede llevarnos a la muerte a través de un impulso como la anorexia o una depresión suicida.

Todo esto se dio casi sin contratiempos hasta comienzos del siglo XX, las relaciones Occidente –Oriente estuvieron marcadas por un ir y venir de fuerzas que a momentos parecían incontrolables, pero que siempre encontraron su equilibrio. Sin embargo, desde ese momento se generó una cortina de hierro física y material, pero además psíquica. Ahora, la aparente dicotomía del mundo no era tal pues al otro lado del muro lo que se intentó fue destruir todo impulso del principio irracional, matar el espíritu que bullía desde hace siglos a través de una sangrienta dictadura del materialismo.

El resultado fue desastroso, la detención de las fuerzas del inconsciente de la humanidad, el tratar de atarlas de pies manos, sólo generó que una aplastante civilización de la lógica se enseñoree por toda la Tierra devastando y siempre buscando la utilidad de las cosas. Esta dictadura de la lógica, de lo útil, está socavando las raíces mismas de nuestro mundo como un todo.

Sin embargo, estas fuerzas no se pueden detener, es imposible destruirlas en realidad pues son connaturales a la vida misma. Cuando el inconsciente, lo obscuro, lo ilógico son rechazados, se acumula una energía que busca salir y cuanto más coartada su expresión, mayor es la fuerza que se acumula. Pero lo peor es que al ser detenido este flujo de energías, las fuerzas del inconsciente toman un aspecto destructivo que redundará en grandes daños para la humanidad si no se entiende este problema y se busca la solución a tiempo.

¿Dónde está esa fuerza ahora?

Mientras las potencias occidentales creen que destruyendo lo que queda de lo que no entienden (léase el mundo islámico), estarán a salvo de la obscuridad, de la irracionalidad; esta fuerza está surgiendo en las afueras de las ciudades en una forma grotesca. Obligado a luchar por su existencia, el influjo creador de los siglos pasados se está convirtiendo en fuerza destructiva que podemos atestiguar en el terrorismo, el vandalismo, en las barras bravas el fútbol en la degradación in extremis de las conductas de nuestra juventud, en sectas cada vez más extrañas, etc.

Si las potencias occidentales siguen tan ciegas de tratar de imponer a sangre y fuego el reino de la lógica y la utilidad, pronto veremos arde al mundo en llamas, no desde nuevas fronteras, no por culpa de extraterrestres, las llamas de la destrucción están a la vuelta de la esquina. Cuando el impulso vital es encadenado, prefiere autodestruirse.

Sólo una civilización que entienda que debe equilibrar los extremos es capaz de salvar al mundo antes de la final destrucción. Ese esfuerzo existió, pero fue devorado por las fuerzas de la utilidad y la lógica brillante. Hoy algunos intentos por revivir ese esfuerzo están marcados por uno de los do extremos, o la lógica académica o la fuerza desbocada y convertida en pura destrucción. ¿Podremos reconstruir ese esfuerzo? Depende de nosotros.

continuará

Welsung

Vorwärts Welsung !!

Adelante Welsung, el destino se construye con cada paso.

Armando.

La realidad, desde nuestra alma. 2


I.3.- El orden en el Caos

Se ha dicho que en nuestra mente no hay uno, el que ingenuamente llamamos “yo”, sino que muchos. Existe un “nosotros” que bullen en nuestro interior y que toman e mando en forma más o menos caótica.

Sin embargo, nuestra psiquis tiene algunas estructuras que pudieron ser identificadas por la psicología profunda (cuando era un arte y no un oficio), gracias a la experiencia de siglos, acumulada en las tradiciones antiguas.

Veamos grosso modo cuáles son estas estructuras :

Podemos verificar fácilmente que existen en nuestra mente dos áreas claramente definidas. El consciente, que es todo luz, claridad, contingencia, racionalidad. Esta parte de mi mente es la que calcula, planea, revisa. Con esta parte de nuestra mente podemos planificar las vacaciones, nuestra carrera profesional, etc.
La racionalidad campea en este sector lleno de planes, propósitos, entendimientos.

Sin embargo, muchas veces sentimos que hay algo no racional en el comportamiento, tanto el nuestro como el de los demás. Siempre algún detalle no esperado se cuela en nuestras más claras y prístinas intenciones. Un mal humor, un pequeño “accidente”, un olvido.

Hoy en ciencias, hay muchos profesionales que aceptamos que no toda la naturaleza es computable, que no todo es posible de reducir a cálculos y leyes matemáticas racionales, nos encontramos entonces que en la cúspide del conocimiento racional, tenemos que aceptar que conocemos sólo el cinco por ciento de lo que existe en el universo y, que el resto se comporta de manera bastante extravagante. Pululan entonces en la literatura científica nombres como quintaesencia, materia fantasma, materia y energía obscuras.

Tal como en el viejo adagio, comprobamos que “como adentro es afuera” y podemos dividir tanto a la naturaleza como a la mente en dos zonas, una clara, computable y consciente y la otra, obscura, inconmensurable e inconsciente.

Dentro del modelo que estamos planteando, se puede advertir en la mente humana esta dicotomía: la conciencia con sus claras intenciones, con sus planes, moral y éticas, y el inconsciente con todo lo que escapa al control humano. Aún el monje más convencido tiene sueños eróticos de vez en cuando; al respecto es muy interesante ver la iconografía medieval referida a las tentaciones que acosan al hombre, la serie de cuadros de “las tentaciones de San Antonio” son ilustrativas.

I.4.- Claro y oscuro

La conciencia es nuestro yo cotidiano, con todos sus matices y volubilidades, son el conjunto de nuestros deseos, planes, amores, etc. Estamos acostumbrados a trabajar con él y a pensar que eso es todo lo que hay. No ofrece mayores misterios, es como las piezas de la casa que siempre ocupamos, las conocemos al dedillo y casi las damos por hechas.

El mundo sería realmente aburrido si nunca las monedas cayeran de canto. Efectivamente, ese hueco en nuestros cálculos, ese desván al que no vamos nunca son en realidad la fuerza incontrolada e incontrolable que da vida realmente a nuestra existencia. ¡Cuánto se aburren los niños que no tienen un subterráneo donde ir a jugar a los fantasmas, a las escondidas, a explorar en el misterio!
La expresión más clara de que algo similar existe en nuestra mente son los sueños. Ellos son la energía que fluye desde el inconsciente y se abre camino hacia nuestra vida cotidiana. Un bonito sueño puede darnos fuerza para realizar aquella tarea que normalmente nos causa pánico, o un mal sueño puede aterrorizarnos al punto de la muerte.

De este modo, no hay que atribuir a la obscuridad un papel negativo como normalmente se hace, la vida se compone de claros y obscuros y ellos son importantes para la realización vital. Esta es la razón por la cual cualquier intento por construir algo basado sólo en un polo está condenado al fracaso. Una sociedad puramente racionalista y materialista como lo fue la rusa soviética resulta chata, terriblemente anquilosada, sin posibilidad de que aire fresco renueve la vida de tanto en tanto. Un Apolo demasiado casto, puro y claro, jamás es capaz de encontrar el amor el cual, siempre le será esquivo. Por otro lado, un esfuerzo puramente inconsciente se disipa sin logros concretos, es puro instinto que no construye. El caso de la figura de Dionisios es el mejor ejemplo, en el que las bacanales eran de un desenfreno extático, pero sin posibilidad de construir nada duradero. El perfecto equilibrio de ambas fuerzas es la clave del éxito, mal que mal Apolo y Dionisios eran adorados en el mismo lugar en Delfos, los griegos sabían lo que hacían.

continuará

Welsung





La realidad, desde nuestra alma


Con este tema pretendo reiniciar una serie de comentarios que empecé en otra parte. Trataré de hablar de psicología junguiana sin ser un experto. Sin embargo sí soy un experto en construir modelos de la realidad que funcionen.



Voy a comenzar esta larga caminata por misterios que yo mismo no comprendo cabalmente aún y que de hecho creo que algunos son inentendibles con la razón pura, son solamente vivenciables con las teorías de Jung. Aquí no me interesa la perfección académica ni la verídica repetición de las palabras de Jung, lo voy a enunciar tal y como yo lo vivo y lo siento.

I.- La realidad que vemos



I.1.- ¿Qué o quiénes somos?


Lo primero que uno observa cuando se mira es el cuerpo, este cuerpo evidentemente está relacionado con un mundo físico que nos rodea, que participa de las mismas leyes, que está constituido por los mismos elementos. La primera respuesta es entonces que somos una entidad física, más específicamente biológica.

Un segundo paso es atestiguar que pensamos, imaginamos y sobre todo soñamos. Existe una compleja realidad que no corresponde a un elemento físico puro y que por no tener otro nombre a la mano lo llamaré psíquico. Podría llamarlo de muchas otras maneras, unas más acertadas que otras, pero creo que relacionar nuestra vivencia interior con la palabra psiquis no e tan malo pues la etimología de la palabra es el término griego usado para denominar al alma (en el sentido griego por supuesto, no cristiano).

Tenemos entonces dos mundos que nos rodean, desde el exterior y desde el interior. Podríamos decir que nosotros somos la frontera de ambos mundos, que tanto nos sumergimos en el uno como en el otro y que ambos nos afectan. De hecho podríamos decir que existe un flujo permanente entre ambos mundos que nos atraviesa, no si dejar huellas y que hay influencia del uno al otro y del otro al uno, a través de nuestro ser.
Todos hemos atestiguado el cómo hechos de la vida cotidiana nos afectan emocionalmente y cómo, también, nuestros estados de ánimo pueden afectar nuestros actos hacia el exterior.

Esta es la primera definición que podemos dar de nosotros mismos, sin ir más allá de lo evidente.

I.2.- ¿Uno o muchos?

Al decir “nuestros estados de ánimo”, estoy dando cuenta de otra verdad que nos asalta en cuanto somos sinceros con nosotros mismos. No somos una persona, somos muchas.
Claro, el que no quería ir a trabajar en la mañana no es el mismo que predica a sus hijos que deben ir al colegio, el que le juró amor eterno a una pareja hoy, no es el mismo que le juraba el mismo amor eterno a otra pareja hace unos años. Claro, podríamos decir que el que así actúa es en realidad un mentiroso, que no es constante, que es farsante, pero yo creo que todos hemos vivido cosas así y sabemos a ciencia cierta, que en cada momento hemos sido sinceros. NO estábamos mintiendo ni engañando cuando decíamos lo no o lo otro, en ese momento creíamos firmemente que lo decíamos con todo nuestro ser.

Atestiguamos entonces que dentro de nosotros existe una realidad compleja, tal como la que nos rodea desde el exterior y que el que dice “yo” hoy, no es el mismo que dirá “yo” mañana. Nuestro interior parece entonces un reino que no tiene un jefe único, si no que una rotativa de jefes que toman el mando de forma más o menos caótica, dependiendo de las circunstancias.

Uno de los objetivos de la psicología de Jung es lograr imponer un orden dentro de ese caos y establecer un mando que sea permanente. ¿No les parece una acción creadora ese “poner orden”? ¿Les recuerda a la Voluspa? No es casualidad y en su momento veremos el por qué.

Además, hay que notar dos cosas: El ser muchos y no uno es una razón más que plausible para ser politeístas y no monotonoteístas (como decía Nietszche). Y además nos llama a realizar un esfuerzo por lograr ese orden que nos permitirá ser guerreros siempre consecuentes con nuestros juramentos. ¿Cómo puede prometer alguien que no controla su propia identidad? ¿Quién se compromete cuando dice: “Sí, me comprometo con esta causa”? ¿Será el mismo de mañana? Sólo una persona que logra un grado de orden y control de sí mismo puede prometer, sólo quien lleva un grado de camino de individuación avanzado, puede convertirse en guerrero. Por que éste es el propósito de la individuación, poner orden, encontrarse con la autoridad interna que puede dar ese orden, llegar a ser UNO , un individuo y no muchos los que estén a cargo. Significa que aunque existen muchos (por que no se eliminan, se integran), existe un centro alrededor del cual gravitan y se ordenan. Ése es también el sentido del Grial, del mismo Wothan, ambos pueden ser identificados con lo que Jung llamó el Sí mismo, para distinguirlo del pequeño yo, ese que le anda prometiendo cosas a todo el mundo.


Continuará

Welsung




Capítulo 2 El orden en el caos
http://welsungsraum.blogspot.com/2006/04/la-realidad-desde-nuestra-alma-2.html

Capítulo 3 El lado obscuro se defiende
http://welsungsraum.blogspot.com/2006/04/la-realidad-desde-nuestra-alma-3.html

Capítulo 4 La estructura del inconsciente
http://welsungsraum.blogspot.com/2006/04/la-realidad-desde-nuestra-alma-4.html

Capítulo 5 El Anima y el Animus
http://welsungsraum.blogspot.com/2006/04/la-realidad-desde-nuestra-alma-5.html

Capítulo 6 La Sombra
http://welsungsraum.blogspot.com/2006/05/la-realidad-desde-nuestra-alma-6.html

Capítulo 7 La cuaternidad y la totalidad
http://welsungsraum.blogspot.com/2006/05/la-realidad-desde-nuestra-alma-7.html

Capítulo 8 El Sí mismo
http://welsungsraum.blogspot.com/2006/05/la-realidad-desde-nuestra-alma-8.html

Capítulo 9 El Héroe
http://welsungsraum.blogspot.com/2006/05/la-realidad-desde-nuestra-alma-9.html

Capítulo 10 Exordio a la Realidad que nos rodea, ¿Por qué soy Nacionalsocialista?
http://welsungsraum.blogspot.com/2006/05/la-realidad-desde-nuestra-alma-10.html

Capítulo 11 Derribando mitos
http://welsungsraum.blogspot.com/2006/06/la-realidad-desde-nuestra-alma-11.html

Capítulo 12 Yo, mis antepasados y los aborígenes europeos
http://welsungsraum.blogspot.com/2006/06/la-realidad-desde-nuestra-alma-12.html

Capítulo 13 Los mitos de los antepasados
http://welsungsraum.blogspot.com/2006/09/la-realidad-desde-nuestra-alma-13.html

Capítulo 14 El neopaganismo
http://welsungsraum.blogspot.com/2006/09/la-realidad-desde-nuestra-alma-14.html

Capítulo 15 La actitud ante la divinidad
http://welsungsraum.blogspot.com/2006/09/la-realidad-desde-nuestra-alma-15.html

Capítulo 16 Germania Despierta!
http://welsungsraum.blogspot.com/2006/10/la-realidad-desde-nuestra-alma-16.html

Capítulo 17 La desigualdad de los hombres
http://welsungsraum.blogspot.com/2006/10/la-realidad-desde-nuestra-alma-17.html

Capítulo 18 Una hipótesis mística
http://welsungsraum.blogspot.com/2006/10/la-realidad-desde-nuestra-alma-18.html

capítulo 19 La guerra de los sexos
http://welsungsraum.blogspot.com/2006/10/la-realidad-desde-nuestra-alma-19.html

capítulo 20 La educación
http://welsungsraum.blogspot.com/2006/11/la-realidad-desde-nuestra-alma-20.html

capítulo 21 Nacionalsocialismo y Nacionalismo
http://welsungsraum.blogspot.com/2007/01/nacionalsocialismo-y-nacionalismo.html

capítulo 22 Racismo y esclavitud
http://welsungsraum.blogspot.com/2007/01/racismo-y-esclavitud.html

capítulo 23 La esclavitud moderna y el Trabajo Nacionalsocialista
http://welsungsraum.blogspot.com/2007/02/la-realidad-desde-nuestra-alma-23.html

capítulo 24 El artesano, el obrero y el proletario
http://welsungsraum.blogspot.com/2007/03/la-realidad-desde-nuestra-alma-24.html

capítulo25 La Nostalgia
http://welsungsraum.blogspot.com/2007/04/la-realidad-desde-nuestra-alma-25.html

capítulo 26 La resurrección del Héroe
http://welsungsraum.blogspot.com/2007/05/la-realidad-desde-nuestra-alma-26.html

capítulo 27 Dionisios-Wothan
http://welsungsraum.blogspot.com/2007/05/la-realidad-desde-nuestra-alma-27.html

capítulo 28 El Lenguaje original y la obra del demiurgo
http://welsungsraum.blogspot.com/2007/06/la-realidad-desde-nuestra-alma-28.html

capítulo 29 Nuestra Resistencia
http://welsungsraum.blogspot.com/2007/06/la-realidad-desde-nuestra-alma-29.html

capítulo 30 Hispano, latino y sudaka
http://welsungsraum.blogspot.com/2007/07/la-realidad-desde-nuestra-alma-30.html

capítulo 31 Morbus gothorum
http://welsungsraum.blogspot.com/2007/08/la-realidad-desde-nuestra-alma-31.html

capítulo 32 Una verdad inconveniente
http://welsungsraum.blogspot.com/2007/10/la-realidad-desde-nuestra-alma-32.html

lunes, abril 24, 2006

Bienvenida


Estimados Camaradas:

El objetivo de iniciar este blog no es el de formar un grupo ni hacer proselitismo ni convencer a nadie, ya estoy demasiado cansado para eso. El objetivo fundamental es formar hombres capaces de pensar por sí mismos y de mantenerse de pie en medio de la ruina que se aproxima. Tengo pocos años para decir mucho, así que no deseo convencer a nadie; que sea la experiencia la prueba de lo que digo.

Ésta pretende ser una academia en el sentido antiguo de la palabra, es decir aquí habrá textos que resumen la sabiduría (o ignorancia) acumulada a través de mis años de existencia. Habrá quienes se acerquen a mirar y con toda seguridad no les gustarán mis palabras. Habrá quienes gusten de los temas tratados y escuchen atentamente. Habrá otros quienes también querrán hacer su aporte y finalmente habra unos pocos que también harán sus blogs y podremos interconectarnos, llevando y trayendo conocimientos y experiencias.

La orientación de los temas puede ser en principio cualquiera, pero como ya estoy viejo para tratar sobre el resultado del último partido de fútbol, prefiero (aunque no es mandatorio), que hablemos de cosas trascendentes.

La búsqueda fundamental aquí será sobre el sentido de nuestra existencia, trataremos temas como La vida, el orden mundial, política contingente, misterios de la historia y la naturaleza, el Nacionalsocialismo, la Raza, la Muerte, las religiones antiguas, etc.

Hoy estoy solo, espero que al cabo de unos meses pueda ya compartir con varios camaradas interesados en aportar.


Heil


Welsung


Actualización 19 mayo 2006:

Con el tiempo este blog ha empezado a girar hacia su verdadero sentido: Un refugio de la verdad, en el que se puede leer información revisionista y sobre ideología Nacionalsocialista. Para ello se han interconectado otros dos blogs que aparecen en el Indice y que recomiendo leer: Leitheft y Werwolf.